Redacción BLesEl régimen comunista chino acaba de aprobar una serie de cambios radicales en el sistema electoral de Hong Kong que refuerzan el control absolutista del Partido Comunista Chino (PCCh) sobre la ciudad, al tiempo que dejan una falsa fachada de estructuras democráticas en su lugar.

El régimen chino aprobó una serie de medidas apuntadas a modificar el sistema electoral de Hong Kong, incluyendo un gran recorte de los congresistas elegidos democráticamente, los cuales pasarían a ser tan solo una cuarta parte del congreso. Además los candidatos deberán pasar por una exhaustiva investigación a cargo del Partido Comunista Chino (PCCh) para poder participar de las elecciones, informó la agencia de noticias estatal china Xinhua según reportó The Guardian.

Beijing ha tenido que modificar la constitución de Hong Kong para reducir la proporción de representantes elegidos directamente en la legislatura de la ciudad, los cuales ya tenían poderes limitados. Ahora además se requerirá que todos los candidatos sean examinados por su lealtad política hacia el PCCh y sólo aquellos que sean identificados como “patriotas” podrán participar.

Como parte de las nuevas medidas, el PCCh creará un nuevo comité de investigación quien estará a cargo de supervisar a los candidatos a cargos públicos y trabajará con las autoridades de seguridad nacional para garantizar que sean leales a Beijing.

Las medidas son parte de los esfuerzos del régimen chino para consolidar su control cada vez más autoritario sobre la ciudad más libre de su territorio, tras la imposición de la polémica ley de seguridad nacional impuesta en junio de 2020, que los críticos ven como una herramienta para aplastar la disidencia.

Los cambios provocarían una caída en el número de representantes elegidos directamente y un aumento en el número de funcionarios aprobados por Beijing en una legislatura ampliada.

Maria Tam, una reconocida política de Hong Kong que trabaja con el parlamento de China en asuntos relacionados con la constitución de Hong Kong, dijo a Reuters que el Comité para Salvaguardar la Seguridad Nacional ayudaría al nuevo comité de investigación a “analizar los antecedentes de todos los candidatos, para garantizar que hayan cumplido con la ley de seguridad nacional”.

Le recomendamos:

Bajo el nuevo sistema, la legislatura se ampliará de 70 a 90 escaños, pero el número de legisladores elegidos directamente se reducirá a 20 de 35 que eran anteriormente. 

Las críticas desde los sectores que apoyan la democracia tanto interna como externamente no tardaron en llegar. Chong Ja Ian, profesor asociado de política en la Universidad Nacional de Singapur, dijo que la medida parecía “ir en contra del espíritu de tener elecciones libres, justas y competitivas”.

Y continuó diciendo: “Ciertamente, otorgar a una fuerza policial el poder de supervisar quién puede presentarse a las elecciones no se ve en sistemas que generalmente se consideran democráticos en un sentido significativo”.

El exiliado activista a favor de la democracia Nathan Law dijo desde su cuenta de Twitter que los nuevos cambios significan que: “De ahora en adelante no habrá voz de oposición en el consejo. Las libertades en Hong Kong están muertas, y ahora las elecciones (también)”. 

Andrés Vacca – BLes.com