Redacción BLes- Los funcionarios del régimen chino están alentando a los ciudadanos a realizar “viajes de venganza” como una medida para reactivar el turismo así como la economía del país después de vivir bajo meses de bloqueo.

Según informó The Guardian, desde el jueves primero de octubre el Ministerio de Cultura y Turismo chino anunció que se espera que cerca de 550 millones de personas realicen viajes nacionales en el marco del festival de medio otoño y el día nacional de China.

Para el martes, primer día de feriado nacional, las redes sociales chinas se inundaron con fotos de lugares turísticos con una masiva afluencia de personas, llevando a que varios usuarios se quejaran en las redes sociales por el alto tráfico y la dificultad en la movilidad. “La congestión es inevitable”, señaló uno de ellos en Weibo.

Acorde a lo recogido por Fox News, el término “viajes de venganza” es usualmente empleado por los medios estatales chinos y el concepto hace referencia a “la esperanza del gobierno de que la gente viaje o consuma más de lo habitual, debido a la demanda reprimida por estar encerrados”.

La ansiedad de los funcionarios del Partido Comunista chino por darle un impulso a la economía e incrementar la demanda en turismo ha provocado la masiva ola de viajeros que ahora pueden acceder a más de 500 lugares turísticos que ofrecen entradas gratuitas o descuentos para los visitantes.

De acuerdo con el South China Morning Post, se esperan que 15 millones de vuelos despeguen entre el primero y el ocho de octubre, mientras que las reservas de hoteles para la Semana Dorada, han aumentado un 50%.

Las medida denominada como “viajes de venganza” se contrapone a meses de confinamiento extremo y medidas arbitrarias en donde los habitantes de diferentes regiones se vieron obligados a permanecer encerrados en sus casas bajo la campaña promovida por las autoridades denominada “un millón de policías ingresan a diez millones de hogares”.

El régimen comunista chino ha sido el centro de acusaciones a nivel internacional por su cuestionado manejo ante la propagación por el brote del virus PCCh.

El pasado 22 de septiembre, durante su alocución ante la Asamblea General de la ONU, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, recordó cómo en medio de la pandemia, China instauró restricciones de viaje a nivel nacional mientras que permitió los vuelos internacionales, convirtiéndose en un factor clave para la propagación del virus.

Trump además hizo un llamado a la ONU para responsabilizar a China por sus acciones que junto a la Organización Mundial de la Salud aseguraron falsamente en los primeros días del brote que no había pruebas de la transmisión de persona a persona y luego informaron falsamente que quienes no presentaban síntomas no podían contagiar la enfermedad.

César Múnera-BLes.com