Redacción BLes- El régimen comunista chino, propuso realizar un seguimiento del virus del PCCh a escala mundial utilizando una aplicación móvil destinada a registrar los viajes de todas las personas. Buscando que todos los gobiernos puedan tener registros de los casos positivos y los movimientos realizados por sus portadores para determinar los posibles contagios. Una excusa perfecta para exportar a todo el mundo su aparato de control y vigilancia masiva.

Acorde a lo reportado por SCMP, el líder del régimen comunista chino, Xi Jinping, propuso en la reciente cumbre del G-20, que los países de todo el mundo utilicen un sistema global de seguimiento del virus del PCCh.

El seguimiento se realizaría utilizando una aplicación móvil global y cada individuo tendría un código QR personal, a través del cual cualquier persona autorizada podría escanearlo y obtener información de sus movimientos, estado de salud y un historial de proximidad con otras personas contagiadas.

Xi Jinping, advirtió a los líderes mundiales sobre la necesidad de una coordinación internacional más fuerte para restablecer el movimiento transfronterizo en medio de la pandemia por el virus del PCCh.

El régimen chino actualmente ya utiliza sistema de código QR para almacenar datos sobre el historial de salud y viajes de sus ciudadanos. El software que utilizan, al escanear el código de un individuo designa un color (verde, amarillo y rojo) según su estado, en caso que sea verde, el agente de control le permite continuar circulando. Si detecta que tuvo proximidad con otra persona contagiada puede enviarlo a un aislamiento preventivo, y en caso de que esté violando cuarentena lo envía directamente a prisión. 

Todos los regímenes comunistas de la historia, han recibido críticas por su afán de vigilar los movimientos, creencias y comportamientos de sus ciudadanos. 

El régimen chino, lejos de ser la excepción, ha incorporado las tecnologías más avanzadas al servicio del sistema de inteligencia, logrando desarrollar el aparato de vigilancia social más poderoso del mundo. 

En los últimos años, el PCCh ha gastado miles de millones de dólares para desarrollar, comprar e implementar la última tecnología como el reconocimiento facial, la inteligencia artificial y otras tecnologías digitales para agregar a su red de sistemas de monitoreo. Informó Fox News.

Las autoridades chinas están entretejiendo tecnologías antiguas y de vanguardia (escáneres de teléfonos, cámaras de reconocimiento facial, bases de datos de rostros y huellas dactilares y muchas otras) en herramientas de gran alcance para el control autoritario

Una vez combinadas y en pleno funcionamiento, las herramientas ayudan a la policía a captar las identidades de las personas que caminan por la calle, averiguar con quién se están reuniendo e identificar quiénes pertenecen y quiénes no pertenecen al Partido Comunista.

Actualmente dentro de China, hay instaladas 1 cámara de vigilancia pública por cada 4 ciudadanos. Y se espera que las instalaciones aumenten el próximo año a 567 millones de cámaras.

El sistema de vigilancia desarrollado en China, es además lo que le permite al régimen la intensa persecución de disidentes políticos y de distintas minorías como los uigures o practicantes de Falun Gong

De confirmarse un sistema de vigilancia global como el propuesto por el dictador Xi Jinping para el supuesto control del virus del PCCh, se estarían abriendo las puertas a que el régimen autoritario más poderoso del mundo pueda penetrar en todos los confines de la tierra, accediendo al registro de datos y control de individuos más grande de la historia.

Andrés Vacca-BLes.com