Redacción BLes – Desde que Ucrania rechazó la oferta de China para adquirir una participación mayoritaria en la empresa de aviación ucraniana Motor Sich e impuso sanciones a las personas y entidades chinas implicadas en la transacción, Beijing habría utilizado tácticas encubiertas para adquirir tecnología militar ucraniana.

En uno de sus blogs para el Consejo Ruso de Asuntos Internacionales (RIAC), el analista político Valerio Fabbri habla de cómo la inteligencia china está envuelta en el misterio. Incluso los expertos en seguridad suelen desconocer su funcionamiento.

A diferencia del método común de despliegue de espías profesionales, Beijing emplea la técnica de los “mil granos de arena” para utilizar a los estudiantes chinos, a los académicos que estudian y trabajan en el extranjero, a los turistas e incluso a las empresas para la recopilación de información.

Según Fabbri, la inteligencia china se apoya en un vasto sistema social global, una red de inteligencia no profesional e informal. Esta enorme red recopilaría información de inteligencia en áreas de las prioridades militares, económicas y sociopolíticas de Beijing.

El año pasado, el servicio de inteligencia ucraniano (SBU) detuvo a un ciudadano extranjero que operaba bajo la apariencia de una organización pública en la ciudad oriental de Kharkiv.

El hombre fue acusado de realizar espionaje para obtener información clasificada en el campo de la ciencia de los materiales con fines militares.

Dijo Fabbri:

“Aunque el SBU nunca reveló la nacionalidad del ciudadano extranjero, las fotos tomadas durante el registro y publicadas posteriormente por el SBU muestran tarjetas de identificación con las palabras ‘Centro Sino-Ucraniano’ en idioma ruso. Todo hace pensar que el detenido es un ciudadano chino, que supuestamente trabajaba bajo la tapadera de la organización pública ‘Centro chino-ucraniano’ para la cooperación económica y cultural, que opera en la ciudad desde 2007”.

Según ANI News, Kharkiv es importante para las empresas ucranianas que se dedican a la tecnología de defensa, como los motores para tanques y otros equipos. En particular, China suministra motores ucranianos T-80UD a Pakistán, que luego se utilizan en los tanques de la serie Al-Khalid fabricados en este país.

Además, los tanques chinos-paquistaníes VT-1A utilizan motores 6TD-2 que también son producidos por empresas de Kharkiv.

Con estos antecedentes, Fabbri dijo que Ucrania quizás debería ser consciente de las mecanizaciones chinas y reforzar su aparato de contrainteligencia en consecuencia.

Redacción BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.