La Administración de Joe Biden ha tenido una serie de traspiés en el manejo de asuntos nacionales que han desembocado en escasez de productos y la mayor inflación en los últimos 40 años. Por lo tanto, la situación se agrava al tener a un rival económico y político comprando tierras en este territorio.

Estados Unidos actualmente está en alerta tras la emisión de un informe que hizo la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad, ente que revisa las relaciones entre la nación nortemaricana y China. Allí se señaló, de forma preocupante, la compra por parte del conglomerado chino Fufeng Group de 370 hectáreas, a menos de 20 kilómetros de la Base de la Fuerza Aérea de Grand Forks, en Dakota del Norte. Esto, debido a la porosa relación que tienen ambas naciones, es percibido por facciones republicanas como una preocupación para la seguridad nacional.

La Comisión de Revisión Económica y de Seguridad de Estados Unidos y China (USCC, por sus siglas en inglés) expresó en el texto lo siguiente: «La ubicación del terreno cerca de la base es particularmente conveniente para monitorear los flujos de tráfico aéreo dentro y fuera de la base, entre otras preocupaciones relacionadas con la seguridad».

Lo que se indicó en el documento tiene sentido. De acuerdo con el portal CNBC, la Base de la Fuerza Aérea de Grand Forks es el hogar de algunos de los aviones no tripulados militares más sensibles del país. A su vez, es la sede de un nuevo centro de redes espaciales, que según un senador de Dakota del Norte maneja “la columna vertebral de todas las comunicaciones militares de Estados Unidos en todo el mundo”.

El panorama estadounidense es complicado por estos días. La Administración de Joe Biden ha tenido una serie de traspiés en el manejo de asuntos nacionales que han terminado por poner al país en una senda de escasez de productos y la mayor inflación en los últimos 40 años, entre otros problemas. Por lo tanto, la situación se agrava al tener a un rival económico y político comprando tierras en este territorio.

La compra de tierra cerca de bases militares enciende alertas

Sumado a la preocupación que ahora las tierras cultivables se compran cerca a bases militares, se encienden alertas por los vínculos de empresas chinas con corporaciones como las de Bill Gates. Esto es porque el creador de Microsfot está estrechamente relacionado con el Foro Económico Mundial, promotor del Gran Reseteo que incluye consignas como «no tendrás nada y serás feliz«.

Al respecto, el candidato a legislador Joe Kent hizo un llamado a capturar tierras que sean propiedad del Partido Comunista Chino. Asegura que son una amenaza a la seguridad nacional. También hace eco respecto a Bill Gates, promotor de reducir el consumo de carne, mientras en paralelo se ha convertido en el mayor propietario privado de tierra cultivable.

«China usa reglas económicas para comprar cantidades clave de tierras de cultivo y fuentes de agua para avanzar en la iniciativa de un cinturón del Partido Comunista. Tienen el dinero, la capacidad y el motivo para controlar la cadena de suministro de alimentos en una recesión económica. Los agentes extranjeros conocen el valor de la tierra y continúan comprarlo estratégicamente», dijo Kent en entrevista con la prensa local.

No es un tema partidista, demócratas y republicanos promueven legislación

Y no es el único preocupado. Lo más destacable es que no es un tema partidista. Los miembros de rango del Comité Selecto de Inteligencia del Senado de los Estados Unidos, el presidente, el senador Mark Warner (demócrata del estado de Virginia), y el vicepresidente, el senador Marco Rubio (republicano de Florida), expresaron su preocupación en un informe publicado por CNBC.

“El Comité de Inteligencia del Senado ha estado haciendo sonar la alarma sobre la amenaza de contrainteligencia planteada por (la República Popular China). Deberíamos estar seriamente preocupados por la inversión china en lugares cercanos a sitios sensibles, como bases militares en los Estados Unidos», dijo Warner a CNBC.

Aunque el senador conservador Marco Rubio antagoniza con Biden y los demócratas, en este tema está alineado. En abril de 2021, Rubio copatrocinó una legislación que le daría a la administración Biden el poder de bloquear las compras de tierras extranjeras cerca de instalaciones militares.

Tierras chinas no priorizan consumo humano, sino animal

En lugar de priorizar la producción para consumo humano, la Corporación de Desarrollo Económico de Grand Forks asegura que el conglomerado chino reemplazará las fértiles tierras de cultivo de Dakota del Norte.

Paradójicamente, aunque existe una campaña para reducir el consumo de carne, el conglomerado chino Fufeng USA serían para la molienda de maíz para producir extractos nutricionales para alimentación animal.

Las alertas están encendidas en cuanto el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) advirtió que la propiedad extranjera de acres estadounidenses superó los 35,2 millones de acres, un «aumento del 60 por ciento con respecto a la década anterior».

Por eso y más crece la alerta de seguridad nacional cuando China compra tierra agrícola en EE.UU.

Por Mamela Fiallo Flor – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.