Redacción BLes – En su intento de “sinización” del catolicismo, uno de los actos más aberrantes del régimen chino fue la alteración del contenido de la Biblia para tratar de alinear el texto con la ideología comunista. 

En China continental la biblia cristiana occidental está prohibida.

Los creyentes solo pueden tener acceso oficialmente a su versión “editada” por el gobierno. 

Más allá de todas las veces que las autoridades de Beijing modificaron el texto sagrado, en septiembre de 2020 trascendió un hecho que rompería todo precedente.

Mira el informe completo a continuación

Ad will display in 09 seconds

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.