Redacción BLes – En medio del Congreso Nacional, el Partido Comunista Chino (PCCh), ha aumentado sus medidas sanitarias en muchas ciudades y regiones, afectando a decenas de millones de ciudadanos descontentos.

A partir del 13 de octubre, las autoridades de Zhengzhou, la capital de la provincia de Henan, requieren 2 testeos de PCR diarios, por tres días consecutivos para poder hacer uso de espacios públicos. 

La ciudad ya había vivido abusos en sus medidas restrictivas a mediados de año, las autoridades de la ciudad utilizaron una aplicación sanitaria para restringir la llegada de manifestantes que protestaban contra la congelación de sus cuentas bancarias.

El pasado mes de junio varios clientes denunciaron que mientras viajaban al banco sus  códigos sanitarios de repente cambiaron a rojo, mientras que los demás seguían verde. Rojo significa que uno debe permanecer en cuarentena.

Por su parte, el distrito de Huadu, en la ciudad de Guangzhou, cercana a Hong Kong, está implementando medidas similares, con 2 testeos diarios. Además de haber cerrado restaurantes y escuelas

En este contexto, las medidas en la provincia de Zhejiang, cercana a Shanghái, son agobiantes. Algunas ciudades requieren tests hechos 24 hs. previas a un viaje. Mientras que otras una hora y media posterior a su llegada a destino.

Nuevas restricciones en Shanghái

La ciudad de 25 millones de habitantes, que había experimentado severos confinamientos en abril y mayo de este año, comenzó a aumentar nuevamente sus medidas sanitarias.

Del 11 de octubre al 10 de noviembre, las autoridades informaron que realizarán pruebas masivas dos veces a la semana, y reforzarán los controles en hoteles para los viajeros que lleguen a la ciudad. 

Nuevos cierres en la ciudad de Xi´an   

La ciudad turística, capital de la provincia de Shaanxi, en el centro del país, conocida por los Guerreros de Terracota, ha visto sus actividades afectadas.

El 12 de octubre se suspendieron las clases, se cerraron los lugares públicos y las atracciones turísticas.

La ciudad, de 13 millones de habitantes, había tenido cierres de 1 mes entre diciembre y enero de este año, y algunas semanas entre abril y julio, la cual vio los suministros de comida y salud afectados.

Estrictos controles en Beijing 

A partir del 16 de octubre, la capital del país celebra el 20º Congreso del Partido, uno de los eventos más importantes donde se elegirá al nuevo líder del PCCh. Y las medidas sanitarias están paralizando a sus habitantes.

La ciudad cuenta con una aplicación obligatoria de salud para poder circular y hacer uso de espacios públicos. Y muchos ciudadanos se han quejado de que la app no deja de acosarlos. 

Los mensajes en la app se han vuelto comunes, en un caso la notificación emergente no desapareció incluso después de cumplir enérgicamente los requisitos sanitarios y someterse a múltiples pruebas de coronavirus

Además, el gobierno teme cualquier crítica antes, y durante el Congreso, es por ello que ha prohibido a comercios imprimir fotocopias.

Un empleado de una tienda de fotocopias, cercana a la plaza principal, Tiananmén, dónde el Congreso tendrá lugar, dijo que rehusó a 10 clientes que intentaban imprimir peticiones o documentos judiciales sobre conflictos con el gobierno o empresas estatales.

Confinamientos en Xinjiang y Tíbet 

Las medidas de confinamiento absoluto, impuestas desde agosto de este año en las dos regiones, resultan insoportables para los ciudadanos.

En Xinjiang, la región que alberga a 22 millones de habitantes, a los ciudadanos de las zonas afectadas se les prohibía la salida de sus casas, lo que provocó grave escasez de alimentos, medicinas y otros artículos de primera necesidad.

Según Radio Free Asia (RFA), el 15 de septiembre, al menos 22 personas murieron de inanición en un solo día, en el condado de Ghulja, en la región de Xinjiang, debido a los estrictos confinamientos.

Y agregó que los funcionarios de la ciudad se niegan a discutir nombres y lugares, pero dan un rango de 20 a 22 muertes para el 15 de septiembre de este año.

Uno de los funcionarios contactados por RFA dijo: “Hay 20 personas que han muerto de hambre. No vuelvas a llamar.” 

Recientemente, el gobierno de Xinjiang aumentó las medidas sanitarias y detuvo los viajes fuera de la región, para evitar la propagación del virus.

Todos los trenes de salida, los autobuses interprovinciales y la mayoría de los vuelos se suspenderán hasta nuevo aviso, dijo el gobierno el 6 de octubre.

En la región del Tíbet, controlada por el régimen chino desde el año 1950, la situación no es mejor, y también lleva 2 meses con duras condiciones de confinamiento.

Se han informado del traslado masivo de cientos de residentes a centros de cuarentena. Y en la capital, Lhasa, han aumentado estos centros, utilizando estadios, escuelas y edificios vacíos, algunos sin terminar y en muy malas condiciones.

Varios vídeos que circulan por las redes sociales denuncian el maltrato y los abusos. Pero, el régimen chino amenaza con castigar a los tibetanos que compartan información sobre la situación.

Según RFA, el 29 de septiembre de este año, al menos cinco tibetanos en la capital se han quitado la vida ante estas duras condiciones.

Las medidas exceden a la prevención

Reportes del gobierno de Guiyang, la capital de la provincia sureña de Guizhou, informaron de un accidente al movilizar personas a un espacio de cuarentena.

En septiembre de este año, un autobús que transportaba a 47 personas desde la capital a un centro remoto de cuarentena, sufrió un accidente en el que murieron 27 personas, debiendo el resto que ser hospitalizadas. Informó Voice of America.

Y agregó que, los comentarios online de los ciudadanos enojados y frustrados no se hicieron esperar. Algunas personas decían cosas como:

“La gente corriente no está en contra de la prevención de epidemias. A lo que se opone es… al acoso de las personas”.

Y otras. “Todos estamos en el autobús que conduce a la muerte”.

Algunos observadores creen que las estrictas medidas sanitarias podrían ser utilizadas con fines políticos.

El PCCh podría anunciar en el Congreso una victoria sobre el Covid, y levantar las restricciones, alegando que su política de “Cero Covid” ha dado resultado, y que el régimen valora más la vida que la economía. 

Pero hasta el momento no se ha anunciado nada y, por el contrario, otros críticos creen que se seguirán empleando para reprimir a la gente.

Pablo Nutting Rodriguez – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.