Redacción BLesLos medios estatales del régimen chino, su principal motor propagandístico, están impulsando una campaña de desinformación sobre el virus del PCCh (Partido Comunista chino) o COVID-19 y sobre la vacuna, afirmando que el origen del mismo es un laboratorio militar estadounidense en Fort Detrick, Maryland.

El régimen chino se encuentra rechazando la idea generalizada de que la pandemia se originó en la ciudad de Wuhan y a través de los medios estatales ha difundido la idea de que “algo sospechoso” estaba sucediendo en el laboratorio de Fort Detrick.

La televisión estatal china emitió un informe en el que afirmó que el laboratorio en Maryland era considerado como “el centro de experimentos más oscuro del gobierno de Estados Unidos” por distintos sitios de noticias políticas estadounidenses sin llegar a mencionar alguno.

La decisión de promocionar tal tipo de información se presenta justo cuando un equipo de investigadores respaldados por la Organización Mundial de la Salud se encuentra en Wuhan, China para tratar de determinar cuáles fueron sus orígenes a finales del 2019.

Como ha informado Just the News, hasta el momento el PCCh ha estado en medio del escrutinio internacional sobre la transparencia con la que ha manejado la información de la pandemia desde sus mismos comienzos y qué tan pronto se informó sobre su propagación.

Le recomendamos:

 

Hasta ahora, el régimen chino ha recibido múltiples acusaciones por haber encubierto información relevante sobre la pandemia y haber actuado bajo el respaldo de la OMS.

China, que rechazó una petición internacional para llevar a cabo una investigación independiente sobre los orígenes del virus, así mismo impidió en un principio la entrada a un equipo de expertos de la OMS argumentando no tener listos los permisos.

AP informó que en las redes sociales comenzó a circular el hashtag ‘American ‘s Ft. Detrick’ por parte de la Liga de la Juventud Comunista, llegando a ser visto alrededor de 1.400 millones de veces la semana pasada luego de que la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying pidiera a la OMS una investigación del laboratorio de armas biológicas de Maryland.

Por su parte, los medios estatales chinos de igual modo se centraron en solicitar una investigación sobre la muerte de 23 personas mayores en Noruega tras recibir la vacuna de Pfizer. Un presentador de la CGTN, así como el periódico Global Times, financiado por el régimen chino, acusaron a los medios occidentales por ignorar la noticia.

El pasado 15 de enero, se conoció que Peter Daszak, presidente de EcoHealth Alliance, una organización no gubernamental que investiga enfermedades infecciosas emergentes con sede en Nueva York, admitió haber respaldado la teoría de los orígenes del virus en un mercado de mariscos de Wuhan dados sus vínculos con el Instituto de Virología de Wuhan.

Según los informes, el científico dirigió a un grupo de cuatro especialistas de EcoHealth Alliance a firmar una carta a The Lancet sin comprometer su nombre y el de la empresa, según varios correos electrónicos obtenidos por el grupo de investigación de salud pública US Right to Know.

La carta figuraba estar firmada por “27 destacados científicos de salud pública” que afirmaban que el virus del PCCh se originó en la vida silvestre, descartando su origen en un laboratorio como “una teoría de la conspiración”.

Un portavoz de Daszak dijo al Wall Street Journal (WSJ) que su declaración, citada por numerosos medios de comunicación y organizaciones de verificación de hechos para censurar opiniones contrarias a las ofrecidas por el PCCh, tenía la intención de proteger a los científicos del laboratorio de las críticas.

Al comienzo del brote, los medios estatales chinos informaron que el virus provenía del mercado de mariscos de Wuhan, sin embargo en los últimos meses, tanto diplomáticos chinos como las cadenas informativas cambiaron el relato, señalando que el mercado no era el origen sino la víctima del virus, afirmando que probablemente alguien del extranjero lo había introducido.

César Munera – BLes.com