Redacción BLes– El jefe del banco central de China anunció el miércoles 3 de noviembre una serie de regulaciones estrictas sobre el sector de la tecnología financiera para controlar la recopilación de datos no autorizados y los abusos, informó Reuters.

Por su parte, la CNN publicó un artículo el 3 de noviembre en el que recordaba la represión “sin precedentes” que China aplicó a la empresa privada hace apenas un año, ante el temor de que la recopilación de datos de las empresas privadas pudiera superar al Partido Comunista.

Esta vez, China ha puesto en marcha una oleada de medidas enérgicas dirigidas a sectores que van desde la tecnología hasta las criptomonedas, los juegos, el entretenimiento y la enseñanza extraescolar.

Según Reuters, Beijing “mejorará los marcos legales del sector y los países deberán establecer conjuntamente normas de protección de datos personales”, citando al gobernador del Banco Popular de China, Yi Gang, a través de un vídeo en la Semana Fintech de Hong Kong.

Yi dijo que la protección de datos es una de las prioridades del banco central, y añadió que algunas grandes empresas tecnológicas han recopilado datos de clientes sin permiso o han hecho un mal uso de esos datos.

“En el futuro, seguiremos mejorando el sistema legal de protección de la información personal en el sector financiero y reforzaremos la regulación en consecuencia”, dijo Yi.

Yi dijo que China ha establecido de forma preliminar un sistema legal para la protección de los datos personales, y que los departamentos gubernamentales aplicarán la supervisión.

Incluso los defensores del régimen chino han reconsiderado sus planes de inversión hasta que se conozcan más detalles sobre esta ofensiva.

China es una de las principales economías más desiguales del mundo, según el Banco Mundial. Aunque se dice que el crecimiento económico ha aumentado constantemente en las últimas 4 décadas, también lo ha hecho la desigualdad.

Los expertos internacionales creen que, aunque la preocupación por el índice de desigualdad es real, estas medidas están más relacionadas con el deseo de control y la naturaleza socialista del PCCh.

La CNN afirmó que “para el Partido Comunista Chino no se trata de matar al sector privado: Se trata de domar los excesos del capitalismo y abrazar la historia del socialismo del país”.

Es evidente que a Beijing le preocupa la recogida de datos por parte de estas empresas privadas. La tecnología que han creado es tan popular en la vida china que tienen acceso a información sensible sobre cientos de millones de personas, desde dónde y cuándo viajan hasta formas específicas de gastar su dinero.

“No puede pasar desapercibido que las industrias y sectores que han sido objeto de críticas forman parte de la economía tecnológica moderna y controlan enormes cantidades de datos a nivel individual”, dijo Opper, profesor de la Universidad Bocconi de Italia que estudia la economía y el sector privado de China. Añadió que los datos “son un recurso inestimable para cualquier gobierno que desee controlar todos los ámbitos de la vida”.

El interés de Beijing por el Big Data quedó patente este verano, cuando comenzó la investigación del gobierno sobre Didi y otras empresas chinas que comercian en Estados Unidos. Las autoridades se centraron en las acusaciones de que esas empresas manejaban mal los datos sensibles de sus usuarios en China, lo que suponía un riesgo para la privacidad personal y la ciberseguridad nacional, añadió la CNN.

Por lo tanto, esas regulaciones “pueden reflejar simplemente el deseo de ganar control sobre el tipo de datos y tecnología que actualmente controlan las corporaciones tecnológicas privadas más innovadoras de China”, dijo Opper.

El Partido Comunista “parece cada vez más preocupado por el hecho de que el sector tecnológico chino se haya vuelto tan prominente a nivel mundial que corre el peligro de superar al propio Partido”, dijo Rana Mitter, profesora especializada en historia y política de la China moderna en la Universidad de Oxford. “La represión ayuda a reducirla”.

Aunque el PCCh afirma que el conjunto de leyes protege la “soberanía” de su ciberespacio, decenas de informes y expertos han criticado a Beijing por utilizar esta normativa para robar propiedad intelectual y recoger datos personales de sus usuarios.

Teresa Jones – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.