Redacción BLes – China y Lituania vienen con tropiezos desde 2021. El régimen comunista chino, al parecer, no acepta que Lituania es un país independiente y democrático, responsable de tomar sus propias decisiones. En 2021, eliminó a algunos productos lituanos de la lista de importadores autorizados y en 2022, avanzó más en la prohibición de la entrada de carne vacuna a China y demoró ilimitadamente importaciones en la aduana.

La presión de China sobre Lituania también está relacionada con la cercanía del país europeo a Taiwán. El partido comunista chino (PCCh) exige que cada país que quiera comerciar con el régimen, debe atenerse a sus reglas, y una de ellas es la política de “una sola China”.

Cualquier nación debe ser cuidadosa con Taiwán si no quiere ser el blanco de represalias del PCCh. El ejemplo más reciente es Lituania, que busca concretar acuerdos de colaboración con la nación insular.

China exigió a Lituania que pusiera fin a cualquier acuerdo y que respetara el principio de “una sola China”. El ministro chino de Relaciones Exteriores dijo que Lituania debía “manejar prudentemente” sus vínculos con Taiwán y mantener la cercanía con Beijing, luego de que el país báltico anunciara la apertura de una nueva oficina en Taipei.

Los acuerdos entre Taiwán y Lituania abarcan inversiones casi de 30 millones de dólares en negocios e industrias, además de 10 millones de euros aportados por la nación taiwanesa a través de su Fondo de Inversión de Europa Central y del Este.

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán, Joanne Ou, dijo: “Taiwán y Lituania son socios cercanos que se oponen al autoritarismo en primera línea, compartiendo no solo los valores universales de democracia y libertad, sino también enfrentando varios desafíos de la recuperación posterior a la pandemia y la guerra entre Rusia y Ucrania”.

“Con países autoritarios que utilizan las sanciones comerciales como una herramienta para amenazar a otros… sería útil que Taiwán y Lituania trabajaran juntos para encontrar un nuevo plan para lograr el desarrollo económico y mejorar la resiliencia de la cadena de suministro en el mundo democrático”, agregó la portavoz.

Los acuerdos en Lituania y Taiwán abarcan la industria de los semiconductores, autos eléctricos y desarrollo de proyectos láser, además de acuerdos de importaciones agrícolas, pesqueras y de la producción lechera del país báltico.

El régimen comunista chino ha lanzado sus amenazas a Lituania y a otros países que quieren colaborar con Taiwán en el desarrollo de proyectos láser y de semiconductores, con gran preocupación de perder a importantes socios en Europa. En este sentido, la desesperada carrera para lograr la autosuficiencia china en 2025, junto con las sanciones internacionales que el régimen está acumulando, los acuerdos de Taiwán y los países bálticos son un peligro latente para la industria de semiconductores china.

Las últimas sanciones comerciales de Estados Unidos prohíben que cualquier empresa del mundo venda a China componentes electrónicos y chips elaborados con equipos estadounidenses, esto impedirá severamente el desarrollo de las capacidades avanzadas tecnológicas en la industria china de los semiconductores.

A pesar de estar en una situación cada vez más desfavorable, el régimen comunista intenta defender su postura a costa de malograr sus vínculos con otros países si no siguen sus propias reglas en lo que respecta a la política de “una sola China” e impone sus propias sanciones.

Según los informes económicos brindados por Lituania, las sanciones chinas no han tenido un gran efecto en su economía, de hecho, las asociaciones con otros países han impulsado el crecimiento.

El ministro de Lituania en Economía e Innovación, dijo que “no tengo dudas de que con la apertura de la oficina de representación comercial de Lituania en Taipei, nuestro trabajo con este prometedor mercado se intensificará aún más”.

Las exportaciones de Lituania a sus 10 principales socios comerciales en la región del Indo-Pacífico ascendieron a “medio billón de euros” en enero-agosto de este año, y fueron un 60 por ciento más altas que en el mismo período del año pasado. Las exportaciones lituanas a Taiwán ascendieron a 19 millones de euros.

El régimen comunista pierde aliados comerciales en Europa

No solo Lituania se está alejando del régimen comunista chino y dando pasos firmes hacia Taiwán, una nación democrática, libre y con valores tradicionales más alineados a Occidente, sino que también otras naciones están siguiendo su ejemplo.

Estonia y Letonia abandonaron el grupo de los 17+1 en agosto pasado, siguiendo los pasos de Lituania. El grupo, conformado por países de Europa Central y del Este, fue iniciado por China en 2012, aunque sus procesos y mecanismos de funcionamiento no están claramente definidos. Al parecer, la iniciativa china del grupo de los 17 + 1 sería como una versión de “la Franja y la Ruta” adaptada para esta parte de Europa.

Esta alianza de China estaría dirigida estratégicamente para debilitar a la Unión Europea, ya que los diferentes acuerdos comerciales y de infraestructura se realizan directamente entre los países de este grupo.

Los países bálticos se acercan a Taiwán

La semana pasada, una delegación de seis personas proveniente de Taiwán visitó Letonia y Lituania. El objetivo de la visita era el intercambio de ideas con funcionarios de educación y tecnología de los dos países bálticos sobre “política tecnológica” y “puntos clave para la cooperación futura”.

Lituania y la Universidad Nacional Sun Yat-sen de Taiwán desarrollaron una tecnología láser de disco delgado, la que ha sido calificada como “la mejor en el mundo”. La República Popular China está muy lejos de lograr esta clase de colaboraciones transparentes con universidades, y, por el contrario, ha tejido una red internacional de espías académicos y científicos encubiertos.

Para Lituania, apartarse de la China comunista también es una cuestión moral. En una visita a Australia, el ministro de Relaciones Exteriores de Lituania dijo: “necesitamos recordar a países como China o cualquier otro país que desee utilizar el comercio como arma que los países con ideas afines en todo el mundo… Tienen herramientas y regulaciones que ayudan a resistir la coerción y no ceder a… Las presiones políticas y económicas”.

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.