Redacción BLesEl Ministerio de Ciencia y Tecnología del Partido Comunista Chino (PCCh), Xiang Libin, puso en alerta a la comunidad internacional cuando anunció que el régimen dictatorial planea construir próximamente tres laboratorios de bioseguridad de nivel 4 en todo el país, junto con 88 laboratorios de bioseguridad de nivel 3. 

Durante los anuncios, el ministro también aprovechó para informar acerca de la nueva Ley de Bioseguridad, la cual le permitirá al régimen tener más independencia para tomar decisiones al respecto y le generará una base legal para futuros inconvenientes:

“China inaugura la Ley de Bioseguridad el jueves, que se espera que además fortalecerá el escudo legal para el establecimiento y el funcionamiento seguro de más laboratorios biológicos, teniendo en cuenta que China concede la mayor importancia a la bioseguridad como parte de la seguridad nacional,” comunicó el PCCH por medio de su agencia de noticias internacional de propaganda estatal Global Times.

Global Times citó además al subdirector de biología de patógenos de la Universidad de Wuhan , quien dice que los laboratorios de bioseguridad adicionales son “oportunos” porque “proporcionarán un escudo legal para proyectos científicos sobre bioseguridad, incluidas las enfermedades infecciosas”.

Xiang Libin dijo que el país comunista aprobó la construcción de los tres laboratorios P4 adicionales, así como de los 88 laboratorios P3. Los proyectos, admitió el funcionario, representan un aumento de más del 100 por ciento en los laboratorios P3 y P4 existentes en China en la actualidad.

“Con la nueva ley, China tiene como objetivo mejorar el nivel de investigación en biociencias del país y abordar la prevención y el control de posibles brotes de enfermedades infecciosas en animales y plantas”, agregó Libin. 

Le recomendamos:

Con este mensaje pareciera estar intentando reforzar la teoría del régimen chino sobre el origen del virus PCCh, la cual atribuye a una mutación del virus en animales hacia los humanos, intentando descartar las graves denuncias que abundan sobre el origen del virus en el laboratorio de Wuhan. 

El polémico Instituto de Virología de Wuhan (WIV), actualmente uno de los dos laboratorios de bioseguridad de nivel 4 en China, es el lugar donde las denuncias afirman que se creó y liberó el coronavirus de Wuhan (Covid-19), conocido como virus PCCh. 

Pronto habrá tres laboratorios de bioseguridad más con estas mismas características, así como docenas de otros un nivel más bajo, acorde a los recientes anuncios de las autoridades del régimen.

Una comitiva de la Organización Mundial de la Salud (OMS), pasado un año del inicio de la pandemia, ingresó al laboratorio de Wuhan con la intención de presentar un informe tras las denuncias sustentadas de que allí había comenzado el virus.

La investigación resultó bochornosa, interferida por las autoridades del PCCh y cargada de intereses políticos que empañaron la posibilidad de realizar un estudio correcto y fehaciente que pueda informar al mundo las condiciones y el verdadero origen del virus. 

Jamie Metzl, siendo incluso asesor consulto de la OMS, fue uno de los que señaló graves falencias en el informe, las cuales impiden considerarlo como autorizado, según reportó.

“Todo este estudio del equipo conjunto, en mi opinión, no es creíble ni válido porque examinaron algunas hipótesis y no otras, y luego tuvieron la temeridad de clasificar la probabilidad de las diferentes hipótesis”, señaló Metzl según Sky News del 4 de abril.

Metzl descarta absolutamente la posibilidad de que el origen del virus sea de murciélagos en un mercado de alimentos como intentan imponer, por el contrario asegura que el laboratorio de Wuhan tiene una colección incalculable de coronavirus de donde sin duda ha comenzado la expansión del mismo. 

Por su parte, el exsecretario de Estado, Mike Pompeo, es uno de los que defiende esta teoría y en varias oportunidades se ha referido al historial chino de accidentes con virus.

“Las infecciones accidentales en los laboratorios han causado varios brotes de virus anteriores en China y en otros lugares, incluyendo un brote de SARS en 2004 en Pekín”, dijo Pompeo en un comunicado.

 Andrés Vacca– BLes.com