Redacción BLes – China posee una enorme reserva de agua gracias a la gigantesca masa de glaciares depositada en la meseta tibetana.

Del deshielo de estos glaciares nacen 10 de los principales ríos que atraviesan el continente asiático, fuente de vida durante milenios de toda la región. Pero en las últimas décadas, estos ríos han proporcionado algo más que agua dulce.

Esta decena de ríos se han convertido en una fuente primordial de energía, alimentando a más de 20 mil represas construidas por el régimen comunista desde 1950.

Entre ellas, se encuentra la más grande del mundo: la polémica presa de las Tres Gargantas en el río Yangtze.

La supuesta intención del régimen chino de reemplazar la combustión de carbón por energía hidroeléctrica no es gratis. Las miles de represas, muchas de las cuales resultaron defectuosas, provocaron inundaciones que dejaron ciudades enteras bajo el agua, además causaron desastres medioambientales, destruyendo flora y fauna en regiones enteras.

Mira el informe completo en el siguiente video

Ad will display in 09 seconds

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.