Redacción BLes.com – El secretario de estado estadounidense, Mike Pompeo, mostró preocupación por la reciente serie de faltas a la verdad del Partido Comunista de China (PCCh), y señaló que la Administración Trump considera prohibir aplicaciones tecnológicas del régimen chino.

“Ahora estamos evaluando cada instancia en la que creemos que tienen sus datos los ciudadanos de EE.UU., bien sea en sus teléfonos o en sus sistemas o en sus registros de salud. Queremos asegurarnos de que el Partido Comunista Chino no tenga una forma de acceder fácilmente a eso”, informó Pompeo en un rueda de prensa del 8 de julio.  

En este caso Pompeo alude a las aplicaciones tecnológicas originarias de China y  a través de las cuales se acusa al PCCh de obtener ilegalmente los datos de las organizaciones y ciudadanos que las utilizan.

Ya desde el año pasado, tanto el Departamento de Estado, así como los Departamentos de Seguridad Nacional y Defensa empezaron a prohibir el uso de la popular aplicación TikTok en los dispositivos del gobierno federal debido a los riesgos que implica para la ciberseguridad.

Asimismo, el senador estadounidense del Partido Republicano, Josh Hawley, anunció el 4 de marzo un proyecto ley para restringir a los empleados federales el uso de TikTok debido al alto riesgo que supone para la seguridad de los Estados Unidos.

La misma preocupación era compartida por India, que no tuvo reparo en prohibir el uso de Tik Tok y 58 aplicaciones más vinculadas con el régimen chino sospechosas de ser vehículos del espionaje del PCCh, según Techcrunch.

Pompeo fue explícito al enumerar los más recientes casos de encubrimiento de la verdad y falta de transparencia del régimen chino. 

Uno de esos casos, y quizás el más grave, fue el ocultamiento del brote del virus PCCh, que ya ha causado más de medio millón de muertes y enormes pérdidas económicas en todo el mundo.

Agregó también la terrible situación de los campos de trabajo forzado en Xinjiang en los que se ejecutan abortos forzados y esterilizaciones que camuflan como “campos de entrenamiento vocacional”.

Igualmente citó la violación del PCCh a la autonomía de Hong Kong, descubriendo las “promesas vacías hechas a la gente de Hong Kong y al mundo.

No le faltó a Pompeo la mención a los conflictos que genera constantemente Beijing, señalando que “tiene un patrón de instigación de disputas territoriales” y que “el mundo no debería permitir que este acoso tenga lugar, ni debería permitir que continúe”.

José Hermosa – Redacción BLes.com