Redacción BLesEl Partido Comunista chino (PCCh) ateo no le permite a la iglesia cristiana conmemorar a sus mártires, pero le pidió que celebre a los caídos en la “Guerra Popular de Resistencia contra la Agresión Japonesa”, y que se rece por la unificación de Taiwán, promoviendo su agenda comunista entre los creyentes.

Durante un Seminario Teológico en la provincia de Fujian, el PCCh instó a la Iglesia local de los Tres Estados, a celebrar a los ‘mártires’ del ejército rojo comunista, acorde a lo que informó Bitter Winter, un medio que expone activamente la censura y persecución que sufren las personas que profesan una creencia religiosa en China.

Pero la directiva no se limitó solo a Fujian, sino que se envió a todas las iglesias cristianas que forman parte de la única autorizada por el régimen chino. 

El Partido Comunista chino tiene naturaleza atea, no tolera la libertad de culto ni de conciencia. La “Iglesia Protestante de los Tres Sentidos”, es la única iglesia con existencia legal en China continental, está totalmente controlada por el PCCh, y es utilizada por este para promover la doctrina comunista entre los creyentes. 

La directiva del régimen enviada a las Iglesias decía: 

“A las iglesias cristianas de cada provincia, región autónoma o municipio directamente dependiente del gobierno central”, comenzaba el comunicado del régimen chino.

“Este año es el 76º aniversario de la victoria de la Guerra de Resistencia del Pueblo Chino contra la Agresión Japonesa y la Guerra Mundial Antifascista. Para responder positivamente a la iniciativa del Consejo Religioso Chino por la Paz, se emite un aviso a las iglesias cristianas de cada provincia (o región autónoma o municipio directamente dependiente del gobierno central), invitando a las iglesias a organizar actividades de culto de oración por la paz para conmemorar el 76º aniversario de la victoria de la Guerra de Resistencia del Pueblo Chino contra la Agresión Japonesa y la Guerra Mundial Antifascista en torno al 3 de septiembre, de acuerdo con la situación real”, continuaba.

“Las iglesias y congregaciones pueden, de acuerdo con la situación local real, llevar a cabo actividades pertinentes de oración por la paz en forma pequeña y descentralizada, de acuerdo con los requisitos locales para la prevención y el control de la nueva epidemia de COVID, para promover aún más la buena tradición de patriotismo y amor a la religión y demostrar la buena imagen del cristianismo amante de la paz en China”, escribió el PCCh.

Y concluyó la directiva diciendo: “Se pide a las iglesias que presenten pruebas de las actividades pertinentes (materiales de texto, vídeo y fotos) al Departamento del Ministerio de Medios de Comunicación del Consejo Cristiano de China antes del 10 de septiembre”.

Esto último muestra que si alguna iglesia no acepta la ‘propuesta’ del régimen chino, presentando evidencias de haber conmemorado a los mártires del comunismo, se pueden  enfrentar con consecuencias.

El PCCh incluso ha ido más allá que solo dar directivas de a qué mártires se debe celebrar. En muchas iglesias se han reemplazado los símbolos cristianos por la simbología comunista, e incluso se cuelgan imágenes de sus líderes.  

Acorde a los informes, en agosto del año pasado el régimen chino ordenó a muchas iglesias afiliadas que retiraran el símbolo de la cruz, reemplazándola por la estrella de cinco puntas. Esta acción está destinada a que los creyentes acepten al Partido como líder principal, según dijo un miembro principal de la Iglesia de Jiujiang. 

“El estado está removiendo las cruces, alterando los sellos de la iglesia y censurando los cantos. ¿Qué sigue?” expresó un creyente. “Esta es una forma disfrazada de erradicar nuestra fe.”

Vanesa Catanzaro – BLes.com