Redacción BLes – El primer ministro chino, Li Keqiang, hizo un llamamiento a la cooperación bilateral entre Washington y Pekín, a pesar de las diferencias entre ambos países en muchos aspectos y de la competencia en los ámbitos económico y comercial. Citando que el volumen de comercio entre EE.UU. y China superó los 750.000 millones de dólares el año pasado, Li declaró que China estaba dispuesta a trabajar con EE.UU. si este país relajaba las restricciones a las exportaciones de China.

Li hizo estas declaraciones durante la conferencia de prensa de más de dos horas que tuvo lugar tras la quinta sesión de la XIII Asamblea Popular Nacional, el 11 de marzo. También anunció en la conferencia su dimisión como primer ministro del Consejo de Estado de China, diciendo: “Este es el último año que seré primer ministro”.

El primer ministro dijo que ambas naciones no debían “desvincularse” la una de la otra, afirmando que había un amplio ámbito de cooperación y un gran potencial en la asociación entre Estados Unidos y China.

Cuando se le preguntó si estaba de acuerdo con la opinión de la administración Biden de que la era del compromiso entre EE.UU. y China había terminado y que los dos países habían estado compitiendo intensamente, Li respondió que la relación entre las dos naciones había estado avanzando a pesar de los conflictos de vez en cuando. Hizo un llamamiento para que “el mayor país en desarrollo y el mayor país desarrollado del mundo” cooperen de forma racional y constructiva.

Poco antes de las declaraciones de Li, el Representante de Comercio de Estados Unidos (USTR) publicó el 1 de marzo la Agenda de Política Comercial 2022 y el Informe Anual 2021 con el trabajo detallado para llevar a cabo las políticas comerciales de la Administración Biden.

El informe señalaba específicamente a China: “Debemos reconocer que China, como gran economía no de mercado, ha distorsionado de forma única el comercio mundial a través de sus políticas y prácticas económicas, causando daños a la producción, la inversión e incluso el consumo de Estados Unidos”.

Sobre la preocupación por la determinación de Pekín de “desempeñar un papel más asertivo”, Kurt Campbell, coordinador estadounidense para asuntos indo-pacíficos en el Consejo de Seguridad Nacional, dijo el 2021 de mayo: “El período que se describió ampliamente como de compromiso ha llegado a su fin”.

Afirmó que se aplicará un “nuevo conjunto de parámetros estratégicos” en la política estadounidense hacia China. Añadió que “el paradigma dominante va a ser la competencia”.

Redacción BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.