Redacción BLesEl Global Time, brazo de propaganda del Partido Comunista chino, declaró en una columna de opinión el martes 29 de junio, que los “anglosajones” están genéticamente predispuestos al genocidio y que dicha etnia “practica ley de la selva”, según reportó Breitbart.

El régimen chino mediante el Global Time, dio este absurdo mensaje acusatorio en respuesta a la condena mundial y las presiones internacionales para que pongan fin a la persecución y encarcelamientos ilegales de las minorías étnicas, e incluso de personas de fe, en campos de concentración, por considerarlas ‘disidentes’ y una ‘amenazas’ a sus políticas de control.

Acorde a lo que informa Breitbart, los medios dirigidos por el régimen publican a menudo contenidos que critican las acusaciones sobre el genocidio uigur que les hacen los países occidentales libres, en particular EE. UU. y Canadá, diciendo que no pueden criticar a China por ello, siendo que hace cientos de años cometieron abusos contra los indígenas americanos.

Si bien el medio comunista más frecuentemente acusa a estos países, por ser los que más han condenado las atrocidades cometidas por el régimen chino contra el pueblo uigur, en esta oportunidad extendió ese argumento e incluyó en sus calumnias a todos los anglosajones.

A pesar de los numerosos testimonios de sobrevivientes de los campos de concentración chinos han dado públicamente, sobre las aberraciones que experimentaron en carne propia o presenciado hacia otros prisioneros de conciencia o de fe, Beijing continúa negando que esto suceda, incluso insiste en que ellos son “actores”.

Le recomendamos:La UNIÓN SOVIÉTICA ordenó a OSWALD ASESINAR a JFK, revelan ex JEFES de la CIA y KGB

Ad will display in 09 seconds

Formas extremas de tortura, como el uso de dispositivos eléctricos en violaciones colectivas, la violación pública de prisioneros frente a cientos de otros reclusos, la esclavización de prisioneros, la esterilización forzada, los abortos, son algunas de las terribles vivencias de quienes han podido sobrevivir a estos tratos inhumanos.

Pero el régimen chino no niega la existencia de los campos, aunque descaradamente los califica de institutos de “formación profesional”. 

Así es que en su continuo esfuerzo en tapar sus atrocidades y mantener al pueblo chino bajo ignorancia y adormecidos, es que continuamente dirige calumnias contra los países libres, usando sus tentáculos propagandísticos para escribir mentiras y mantener su relato.

La columna publicada por el Global Time, se titula “Brutalidad contra los pueblos indígenas incrustada en el ADN de los anglosajones”, y hace referencia a un suceso que se remonta a 1783, lo que de manera burda pretende comparar con el genocidio contra los uigures del pueblo indígena del Turquestán Oriental, que continúa en Xinjiang en 2021.

“Estados Unidos y Canadá manipulan la carta de los derechos humanos por un lado, y hacen la vista gorda ante la mancha de los derechos humanos en su propio suelo por otro, lo que es una manifestación de la hipocresía y el doble rasero al estilo occidental”, declara el medio de propaganda, y agrega que “practican la ley de la selva [sic], y ven a los demás países con la misma lógica”.

El artículo está presente en Twitter y Facebook, a pesar de que estas redes sociales se jactan de tener estrictas políticas de conducta. 

Según las normas de Twitter: “No se puede promover la violencia ni atacar o amenazar directamente a otras personas por motivos de raza, etnia, origen nacional, casta, orientación sexual, género, identidad de género, afiliación religiosa, edad, discapacidad o enfermedad grave”

Entre tanto Facebook establece en sus normas comunitarias que “Definimos la incitación al odio como un ataque directo contra las personas… sobre la base de lo que llamamos características protegidas: raza, etnia, origen nacional, discapacidad, afiliación religiosa, casta, orientación sexual, sexo, identidad de género y enfermedad grave”.

En un anuncio Facebook escribió en chino en la red social local WeChat en noviembre de 2019: “Facebook se compromete a convertirse en la mejor plataforma de marketing para las empresas chinas que viajan al extranjero”. Y viene cumpliendo su promesa.

En respuesta a las críticas de China, Trudeau mencionó en una rueda de prensa la semana pasada, que Canadá tuvo una actitud de enmendar públicamente su pasado, cosa que el régimen chino no ha hecho nunca, y se mantiene negando su genocidio en curso contra las minorías étnicas musulmanas.

Trudeau dijo que “China no reconoce ni siquiera que existe un problema. Esa es una diferencia bastante fundamental”, y agregó que “por eso los canadienses y gente de todo el mundo están hablando en favor de personas como los uigures que se encuentran sin voz, ante un gobierno que no reconoce lo que les está pasando”.

Vanesa Catanzaro – BLes.com