Redacción BLesUn exdiplomático chino y actual analista de relaciones internacionales chino aseguró que el régimen chino bombardearía a los Estados Unidos y Australia si decidían ‘interferir’ con la reunificación de Taiwán y China.

Victor Gao, que sirvió como traductor para el exdictador comunista Deng Xiaoping quien dio la orden de masacrar a los estudiantes en Tiananmen en 1989 y que ahora sirve como un como analista internacional del Partido Comunista Chino, refiriéndose a la posibilidad de que las fuerzas aliadas de Estados Unidos, Australia intervengan en los intentos del PCCh de ‘unificar’ por la fuerza a Taiwán, dijo:

“Los que quieren bloquear la unificación estarán condenados al fracaso. Si Australia va a luchar junto con los soldados estadounidenses en el impulso de China para la reunificación entre la China continental y Taiwán, entonces se está hablando de lo peor que se podría soñar: una guerra entre China y Estados Unidos”, aseguró el exdiplomático.

“Eso pronto se saldría de control y será el Armagedón, el Armagedón y el Armagedón”, agregó Gao en una entrevista según Daily Mail.

En sus declaraciones Gao apuntó contra el gobierno de Australia que recientemente firmó un convenio entre Estados Unidos y el Reino Unido (AUKUS) para poder adquirir submarinos con capacidad nuclear con la meta de balancear la creciente amenaza del PCCh en la región.

“El acuerdo con AUKUS tendrá una gran consecuencia para Australia, ya que dejará de disfrutar del beneficio y del rarísimo privilegio de no ser objetivo de las armas nucleares en el futuro”, dijo Gao.

“Espero que el pueblo australiano se dé cuenta de que hay que tratar con China con el mismo respeto que con Estados Unidos”, demandó el exdiplomático.

Victor Gao, es presidente del Instituto de Seguridad Energética de China y vicepresidente del Centro para China y la Globalización.  Se le considera un think tank de alto nivel para el PCCh, que suele utilizarlos para expresar sus opiniones.

La tensión en la región de Asia Pacífico entre el régimen chino y sus vecinos ha escalado continuamente en los tiempos recientes debido a la actitud belicosa de Beijing y al compromiso que reafirmaron los países aliados de Taiwán.

A pesar de que el PCCh intentó intimidar a Taiwán enviando aviones de guerra a sobrevolar cerca de su espacio aéreo, obtuvo resultados opuestos.

La administración Biden no solo reafirmó su compromiso de armar a Taiwán sino que la presidente de la isla, Tsai Ing-wen, confirmó a los medios que hay tropas estadounidenses entrenando a los soldados taiwaneses.

Debido al feudo entre Beijing y Australia, que comenzó durante la pandemia después de que el gobierno australiano demandara una investigación independiente sobre el origen del virus en Wuhan y señaló la responsabilidad del PCCh, y que luego escaló debido a que el PCCh bloqueó las importaciones australianas más importantes causándole graves daños económicos, la tensión entre ambas naciones están en su peor momento.

Pero los problemas del PCCh no giran sólo alrededor de Estados Unidos y Australia.

Reino Unido, el aliado más importante y leal de los Estados Unidos, también ha dado señales de que apoyaría a Taiwán en caso de una invasión china.

El ministro de relaciones exteriores japonés por su lado aseguró que Japón estaba analizando todas las posibilidades de intervenir si Taiwán es atacado ya que según el funcionario, cualquier cosa que suceda en la isla tiene consecuencias para Japón también.

Por un conflicto en la frontera entre China e India en el Himalaya, donde soldados chinos masacraron militares indios, el sentimiento anti-PCCh ha crecido en el último año entre los indios.

En octubre de este año, India, Japón, Estados Unidos y Australia realizaron maniobras militares conjuntas en el Pacífico para enviar una señal de advertencia al belicoso PCCh.

Otro factor es que el ejército chino no tiene ninguna experiencia en combate real, a diferencia de los ejércitos estadounidense, británico y australiano.

Y a pesar de que Beijing cuenta con gran número de soldados y armamento, la tecnología china es conocida por su calidad inferior y deficiente.

Quizás por esta razón y porque las declaraciones de Gao llegaron lejos debido al alto perfil del medio que lo entrevistó, el exdiplomático intentó bajar el tono de sus amenazas diciendo:

“En el fondo, China es un país de pandas. ¿Crees que un canguro temerá a un panda? Probablemente no. Un panda probablemente huirá ante un canguro pateador”.

 Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.