Redacción BLes – Luego del XX Congreso del Partido Comunista Chino celebrado este domingo 16 de octubre, el líder chino reafirmó su campaña anticorrupción dentro del Ejército Popular de Liberación y estableció que los miembros del EPL recibirán más “educación política e ideológica”.

Desde que Xi Jinping llegó al poder, mantuvo una campaña de limpieza y anticorrupción dentro del partido comunista, y esto incluyó a varios altos mandos militares y el inicio de una reestructuración del Ejército Popular de Liberación.

El líder chino removió a funcionarios militares de influencia y agregó a nuevos miembros en mandos importantes, en su mayoría más jóvenes que sus antecesores y sin la experiencia directa de los violentos movimientos socialistas, como en la era de Mao Zedong.

En palabras de Xi, las fuerzas militares chinas deben modernizarse, y esto no puede lograrse con mandos débiles, corruptos y sin liderazgo, los oficiales a cargo deben tener “la capacidad de dirigir a los soldados para luchar y ganar batallas”.

En 2015, el líder chino implementó una campaña para que los miembros del ejército perdieran sus privilegios para ejercer el comercio en la sociedad civil.

El EPL gozaba de condiciones especiales y favores que le permitían hacer negocios millonarios bajo la protección de los líderes del PCCh. Entre las décadas de 1990 y 2000, estos negocios “prosperaron” rápidamente, arrastrando a muchos funcionarios militares en acuerdos corruptos e ilícitos, incluso criminales. El tráfico de órganos humanos para trasplantes es uno de los negocios oscuros en los que se involucraron miembros del ejército chino. Con el control de los presos de conciencia y sus estados de salud, el EPL mantuvo un acceso constante a personas privadas de su libertad para sustraer sus órganos en vida. Hospitales militares, instituciones y médicos del ejército intervinieron en estos procedimientos.

La corrupción dentro del ejército chino avanzó rápidamente bajo el liderazgo de Jiang Zemin, quien ahora está detrás de una de las facciones que compiten por el poder dentro del partido comunista.

Es de esperarse que Xi Jinping continúe dirigiendo sus esfuerzos para apuntalar el EPL desde dentro y asegurarse la lealtad de todos los niveles del ejército.

Taiwán, en la mira de Xi

Durante el discurso del líder chino en el XX Congreso, se resaltó la importancia de una “reunificación pacífica” con Taiwán, aunque sin renunciar al “uso de la fuerza”.

Según el informe de trabajo, “la unificación pacífica y ‘un país, dos sistemas’ es la mejor manera de lograr la unificación a través del estrecho”.

La posición de Xi respecto a Taiwán no está tan clara ni es tan definitiva como parece. A pesar de los constantes ejercicios militares en el Estrecho de Taiwán y las declaraciones de altos funcionarios del PCCh al respecto, el líder chino estaría más preocupado por lograr una rápida modernización del ejército y ganarse su lealtad.

Según los analistas, las declaraciones de Xi sugieren que Beijing estaría actuando con moderación respecto a Taiwán. “Por ejemplo, yo esperaba que Xi relacionara la reunificación con objetivos concretos como 2035 o 2049, pero no lo hizo”, dijo Chen Jie, profesor de ciencias políticas y relaciones internacionales en la Universidad de Australia Occidental. “En otras palabras, todavía es una incógnita cómo puede encajar Taiwán en la visión de rejuvenecimiento nacional [de Xi]”.

Según varios especialistas y funcionarios militares estadounidenses, el EPL no estaría preparado para avanzar sobre Taiwán. Esta podría ser una de las razones que explicaría la insistencia de Xi en la mejora del ejército chino para que se convierta en una fuerza militar de primer nivel.

Además, la política cero covid está amenazando con alterar el orden social. Desde diciembre del 2021, la sociedad china estuvo dando señales de descontento masivo en las redes sociales. Videos de protestas de ciudadanos contra los prolongados confinamientos en varias regiones de China se hicieron virales, pasaron el Gran Cortafuegos de la Internet china y el mundo occidental se convirtió en testigo de la brutalidad del régimen comunista.

Por esta razón, una de las primeras órdenes dadas este año por Xi al EPL fue el despliegue en zonas con inestabilidad social. Al parecer, el líder quiso asegurarse de que los chinos no muestren demasiado descontento durante los meses de espera hasta la celebración del XX Congreso del PCCh.

A pesar de la movilización de las tropas, los videos chinos siguieron viralizándose en Occidente. Los confinamientos estrictos en Xinjiang y en Tíbet también fueron informados por varios medios de comunicación.

“Asegurar la educación política e ideológica”

En el documento de trabajo del XX Congreso, se destacan los logros alcanzados gracias a la campaña de anticorrupción. Para Xi, esta campaña es una “revolución autodirigida” para ayudar al partido comunista a escapar del “ciclo histórico de ascenso y caída del gobierno” y garantizar su poder.

Además, el informe señala que las fuerzas armadas deben establecer un sistema integral de educación política y garantizar que el EPL sea una fuerza armada leal bajo la orden de Xi Jinping.

“[Deberíamos] acelerar el establecimiento del sistema de organización [ideológica] del partido en las fuerzas armadas, promoviendo la normalización e institucionalización de la educación política e impulsar persistentemente la campaña anticorrupción”, dijo Xi Jinping en su discurso del domingo pasado.

Según un informe del Ministerio de Defensa chino, desde mayo a septiembre el ejército chino estuvo bajo una campaña de “educación política ideológica”. Al parecer, esto se dirigió a los puestos militares de rango medio, porque se resistían a obedecer las órdenes de la campaña anticorrupción.

Un teniente coronel retirado del Ejército Popular de Liberación, Zeng Zhiping, dijo :“Xi cree que el EPL podría desempeñar el papel de un “estabilizador político en China, especialmente cuando necesita abordar tantos problemas en el país y en el extranjero”.

Luego de que se promuevan a los nuevos miembros del EPL y del Politburó, se verá con más claridad cuál es la estrategia política del nuevo mandato de Xi Jinping.

Por Gabriela Serrentino – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.