Redacción BLes – Actualmente, varios países del mundo están al tanto de la severa censura que el Partido Comunista Chino aplica sobre los ciudadanos chinos.

Sin embargo, el régimen nunca se imaginó que un joven extranjero podría usar sus propias herramientas represivas para burlar el robo y el plagio chino. Puntualmente en una página web dedicada a publicar cómics, novelas y arte de Japón, Corea del Sur, Taiwán, EE. UU. y China.

¿Cómo lo logró?¿De qué se trata esta interesante estrategia?

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.