Redacción BLes – El Partido Comunista Chino, ha estado ocupando el Tíbet durante 63 años, desmembrado al Tíbet histórico para diluir su identidad. 

La represión y la persecución son el pan de cada día de los tibetanos. La cultura tibetana está adulterada por importantes inyecciones de marxismo, que se basa en el ateísmo.

En este contexto vamos a ver por qué especialmente el régimen chino se ha ensañado contra las mujeres mujeres tibetanas.

La China comunista ocupa militarmente el Tíbet desde 1959. Desde ese año, Su Santidad el Dalai Lama, considerado el padre del pueblo tibetano, se ve obligado a vivir en el exilio en Dharamsala, India. Dharamsala es también el hogar de la Autoridad Central Tibetana, o el gobierno tibetano en el exilio.

Mira el informe completo en el siguiente video

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.