Redacción BLes – Desde la escalada de las agresiones de China hacia Taiwán, es la primera vez que el ejército taiwanés advierte al gigante asiático con el derribamiento de drones.

Los drones chinos comenzaron a invadir el archipiélago de Quemoy, también conocido como Kinmen, desde hace unos días y tomaron fotos y videos de los soldados taiwaneses en la base militar. Las fotos fueron publicadas en las redes sociales chinas, provocando una ola de comentarios a favor de China y el PCCh, además de señalar lo fácil que es para el Partido Comunista Chino obtener información militar clasificada de las islas en el estrecho. 

Taiwán advirtió al régimen comunista que si continúa enviando sus drones al archipiélago de Quemoy, serán inmediatamente derribados. Esta es la primera vez que Taiwán advierte de esta manera a China. Las tensiones siguen en aumento luego de la visita de Nancy Pelosi, cuando Beijing respondió con ejercicios militares a gran escala en el Mar de China meridional y los misiles balísticos sobrevolaron el cielo del país insular.

Días después de la visita de Pelosi, drones chinos sobrevolaron la pequeña isla de Quemoy, muy cercana a China. Un total de 19 drones del Ejército Popular de Liberación fueron avistados cerca de Taiwán y sobrevolaron la zona durante cinco días consecutivos desde el 3 de agosto.

En un video tomado por uno de los drones, se observa a soldados taiwaneses siendo sorprendidos por el mismo y luego le arrojaron piedras. Al parecer, el dron que tomó las imágenes no era del Ejército Popular de Liberación, sino que era un dron civil. El dron también fotografió el interior de la base militar, así como el mapa colgado en la pared.

El comando de defensa de Quemoy confirmó que un dron civil había sobrevolado Erdan, a sólo 4 km de la ciudad china de Xiamen y emitió un comunicado, afirmando que un objeto no identificado fue visto volando brevemente sobre el área de Lieyu y se determinó que era un dron civil después de una investigación.

“Las tropas siguieron los procedimientos operativos estándar, dispararon bengalas de advertencia, mantuvieron la vigilancia y la alerta máxima”, dijo el comunicado.

“Inmediatamente hicimos sonar la sirena y avisamos por radio, el dron no tripulado volvió rápidamente a las aguas del lado chino [del estrecho]”, dijo un oficial de mando, que habló bajo condición de anonimato. Agregó que solo se disparó fuego de advertencia ya que el dron regresó rápidamente a tierra firme después del aviso inicial. Además, dijo que las fotos y el vídeo no habían revelado ninguna información clave y que “todas las instalaciones importantes y los despliegues militares están ocultos”. Desmintió las informaciones de los medios de comunicación locales de que el dron había sido interceptado.

A partir de estas intrusiones, el Ministerio de Defensa Nacional de Taiwán dijo que desplegará un sistema de defensa antidrones controlado a distancia y que fue desarrollado por la Academia de Ciencias de Taiwán. El sistema se introducirá primero en pequeñas islas e islotes cerca de China en respuesta a las amenazas de incursiones de drones y estará operativo el año próximo.

El ejército de Taiwán señaló que usó disparos de advertencia para amedrentar a drones invasores en lugar de derribarlos directamente, a fin de evitar una mayor escalada de las tensiones en el Estrecho de Taiwán.

Sin embargo, el Comando de Defensa de Kinmen señaló en un comunicado que aunque el ejército de Taiwán tiene como objetivo evitar una escalada de la situación, tomará acciones para evitar que los drones u otras aeronaves invadan el espacio aéreo. La declaración también acusó a Beijing de operaciones de hostigamiento con drones cada vez más frecuentes en las últimas semanas.

“Estas repetidas provocaciones representan una amenaza para la defensa nacional y la seguridad del espacio aéreo de Taiwán, y tomaremos las medidas necesarias para detenerlas”, dice el comunicado. Además, el Comando de Defensa de Kinmen también enfatizó que si un dron sobrevuela Kinmen y se niega a abandonar el espacio aéreo taiwanés a pesar de las advertencias, será derribado por el ejército.

Recientemente, durante una visita a las instalaciones de las fuerzas aéreas en las islas Penghu, la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, dijo que China había utilizado tácticas de “zona gris”, como la intrusión de drones, para continuar su “intimidación militar” contra Taiwán. 

“Quiero decirles a todos que cuanto más provocador sea el enemigo, más tranquilos tenemos que estar… No provocaremos una guerra y nos contendremos, pero eso no significa que no reaccionaremos”, dijo a las tropas emplazadas en el archipiélago del estrecho de Taiwán.

Tsai añadió que había ordenado al Ministerio de Defensa “tomar las contramedidas necesarias y contundentes en el momento oportuno para defender la seguridad de nuestro espacio aéreo”.

Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, dijo en una conferencia de prensa regular este lunes 29 de agosto, que el mundo exterior no debería hacer un escándalo al respecto.

“También vi el video sobre eso, los drones chinos que vuelan sobre el territorio chino, no es algo para hacer un escándalo”, dijo Zaho Lijian.

Sin embargo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán emitió posteriormente un comunicado de prensa respondiendo severamente los comentarios de Zhao Lijian.

“Hay una antigua enseñanza china que dice que ‘las personas que no son invitadas se llaman ladrones’. Ya sea forzando la puerta o espiando desde el aire, el pueblo de Taiwán no da la bienvenida a esos ladrones”, dijo en el comunicado.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, dijo a los periodistas que China seguía intentando establecer una “nueva normalidad” con sus acciones de “zona gris” hacia Taiwán.

 “Están intentando subir la temperatura hasta un grado en el que se convierta en una especie de nueva normalidad”, dijo Kirby. “No vamos a aceptarlo”.

La isla de Quemoy, también conocida como Kinmen, forma parte de Taiwán y fue atacada en 1958 por las fuerzas comunistas durante 44 días de bombardeos intensivos. Hubo un cese de ataques por un tiempo y luego el régimen comunista continuó con los ataques durante años. En 1978, Estados Unidos estableció lazos diplomáticos con el partido comunista y los intensos bombardeos se detuvieron.

Por Gabriela Serrentino – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.