Redacción BLesUna comisión de legisladores demócratas y republicanos escribió una carta el miércoles 24 de noviembre al Comité Olímpico Internacional (COI) pidiéndole que ejerza presión sobre el régimen comunista chino para que termine con sus violaciones a los derechos humanos antes de que se realicen los Juegos Olímpicos en Beijing.

El Comité Ejecutivo del Congreso sobre China (CECC), un comité bipartidista centrado en la supervisión de los derechos humanos en el gigante asiático, envió una carta al presidente del COI, Thomas Bach señalando que la reciente video llamada que tuvo con la tenista Peng Shuai era una clara demostración de que el COI tiene una gran influencia sobre el régimen chino y que debe utilizarla para generar cambios antes de los Juegos del año que viene.

“Su videollamada con Peng demuestra que, de hecho, puede utilizar el poder de su cargo para intervenir en un problema de derechos humanos dentro de China. Además, demuestra que usted, como presidente del COI, puede cooperar personalmente con las autoridades chinas para resolver un problema de derechos humanos”, decía la carta enviada el miércoles a Bach.

“Por lo tanto, reiteramos una vez más la petición de que utilice la importante influencia del COI para exigir al gobierno chino que mejore los derechos humanos antes del inicio de los XXIV Juegos Olímpicos de Invierno”, escribieron los legisladores.

La carta, es un segundo intento de la CECC que en julio de este año realizaron un pedido similar al cual el COI contestó que no estaba en posición de intervenir en los asuntos locales en nombre de los derechos humanos.

Peng Shuai, campeona de dobles de tenis, desapareció a principios de noviembre luego de subir un video en su cuenta de Weibo —la red social china— denunciando al ex vice premier de China de haber abusado de ella sexualmente.

Su cuenta fue removida rápidamente pero su video fue capturado por otros usuarios y en poco tiempo acumuló más de 32 millones de reproducciones.

El caso inmediatamente generó revuelo en la comunidad internacional por el alto perfil de la deportista y estrellas del tenis como Serena Williams, Novak Djokovic y Andy Murray, usaron sus plataformas para pedir la aparición con vida de Peng Shuai.

Más notablemente, el presidente de la Asociación Mundial de Tenis (WTA por sus siglas en inglés) Steve Simon, amenazó a Beijing con llevarse los torneos de tenis de China a otro lugar si es que la tenista no daba señales de vida convincentes.

Ante la presión internacional, el régimen comunista chino, a través de sus medios intentó disipar las denuncias mostrando fotos y videos de Peng Shuai con amigos y familiares, pero al no poder verificar las fotos ni las fechas de los videos y al ser medios estatales chinos quienes las publicaron, no terminar de convencer a Simon que demandó ‘pruebas independientes’ de su bienestar.

Recién este domingo, bajo circunstancias que se desconocen, el Sr. Bach arregló con las autoridades chinas una videollamada con la tenista para ‘mostrar que estaba bien’.

No queda claro por qué el PCCh no respondió a las demandas públicas de la WTA e hizo contacto con Bach, que ya ha reiterado su postura de no reclamar por los derechos humanos al PCCh.

Los congresistas estuvieron de acuerdo con que la videollamada y las circunstancias en que se realizó, no eran prueba del bienestar de Peng Shuai.

“Aunque nos alivia que su videollamada del 21 de noviembre mostrara que Peng estaba viva, no abordó muchas de las continuas preocupaciones sobre su situación. No sabemos si tiene libertad de movimiento o de expresión, o si se encuentra en alguna forma de arresto domiciliario forzoso”, dice la carta de los legisladores estadounidenses.

“No sabemos el estado de su salud mental o física tras su acusación de agresión sexual, y mucho menos si las autoridades están investigando al sujeto de su acusación. No tenemos una explicación de por qué las autoridades chinas siguen censurando la cobertura de su caso”, agregaron.

En su solicitud final, los congresistas piden al presidente del COI —dado el demostrado poder o altas conexiones que tiene con las autoridades comunistas— que organice una nueva videollamada en el que puedan estar ellos presentes y un selecto grupo de periodistas que puedan hacer preguntas a la tenista sin restricciones.

La carta estaba firmada por el senador Jeff Merkley (demócrata de Oregón) y el representante Jim McGovern (demócrata de Massachusetts).

La administración Biden por su lado expresó que está ‘revisando’ la opción de realizar un boicot diplomático a los Juegos en Beijing, el cual implicaría que ningún funcionario estadounidense asistirá al evento.

No obstante, para el régimen chino, el posible boicot diplomático de Biden, no tiene relevancia y mientras el COI no tome acciones más concretas, una vez más uno de los eventos deportivos más importantes del mundo, se llevarán a cabo en el mismo lugar donde personas inocentes son encarceladas por su fe, torturadas e incluso asesinadas mientras el mundo festeja a Beijing.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com

 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.