Redacción BLes- Taiwán anunció oficialmente el pasado lunes 9 de noviembre la llegada de un grupo de marines estadounidenses, los cuales ya se encuentran participando en ejercicios militares junto con el ejército taiwanés. Es la primera vez que se declara abiertamente este tipo de trabajo en conjunto entre ambos países en más de 40 años. 

Según reportó Newsweek los miembros de la Infantería de Marina de los Estados Unidos comenzaron de forma oficial una operación de entrenamiento en Taiwán,  buscando colaborar en la preparación y entrenamiento de los militares taiwaneses para el combate.

La armada de Taiwán confirmó los hechos, declarando que se trata de ejercicios de entrenamiento anfibio liderados por un grupo de Marine Raiders recién llegados de los Estados Unidos. Si bien las actividades fueron descritas como “ejercicios de rutina”, fue el primer reconocimiento público de tropas estadounidenses en Taiwán.

A través de un comunicado oficial en su sitio web la Armada de Taiwán destacó: “Con el fin de mantener la paz y la estabilidad regionales, la cooperación de seguridad de rutina y los intercambios entre los ejércitos de Taiwán y Estados Unidos están procediendo como de costumbre”, dijo la Armada de Taiwán en un comunicado en su sitio web.

Te puede interesar:

La medida se produce en un momento de preocupación por la perspectiva de una futura invasión a Taiwán por parte del régimen comunista chino, dada la intensificación de la campaña de presión pública realizada por el PCCh en el pequeño país insular.

Respondiendo a las amenazas y presiones impuestas por el régimen, la administración Trump aprobó  la venta de sistemas de misiles, cohetes estadounidenses y tecnología de apoyo para aviones de combate a Taiwán, tal como informó el Free Beacon en octubre. 

Según trascendió, desde entonces, el régimen chino ha elevado su retórica anti-Taiwán a niveles sin precedentes. Los editoriales de los medios chinos insinúan regularmente un conflicto armado, y la propaganda reciente incluso simula ataques chinos contra Taiwán.

Este fue un año agitado en las relaciones entre Taiwán y el Partido Comunista Chino (PCCh), la nueva y antidemocrática Ley de Seguridad Nacional impuesta sobre Hong Kong estuvo en el foco de las críticas de la comunidad internacional. 

Pero recientemente surgió una nueva preocupación al respecto, ya que la legislación podría ser el eslabón perfecto para que el régimen pueda intervenir Taiwán. Con la aprobación de la ley, el PCCh dio un gran paso para prepararse para la guerra con la democracia de la isla vecina.

El PCCh afirma abiertamente que Taiwán es parte de China y nunca abandonó la amenaza de utilizar la violencia de estado para apoderarse de la isla. El propio presidente, Xi Jinping, en un discurso publicado por diversos medios a comienzos de 2019, declaró que tomaría “todas las medidas necesarias” para absorber la isla.

Según informó el Washington Post, se ha especulado mucho en que el régimen Chino que Xi Jinping quiere resolver “la cuestión de Taiwán” en algún momento cerca de julio del próximo año. Li Su, el presidente del Modern think-tank forum de China y ferviente defensor e influyente académico del régimen comunista, dijo que la promulgación de la ley de seguridad básicamente confirmó esa teoría. “En algún momento alrededor de 2021 definitivamente vamos a liberar a Taiwán” expresó Li.

Andrés Vacca-BLes.com