Redacción BLes – La Comisión Federal de Comunicaciones de EE. UU. (FCC) prohibió el uso de equipo tecnológico 5G fabricado por las empresas Huawei y ZTE, vinculadas con el Partido Comunista Chino (PCCh), por considerarlas  una amenaza para la seguridad nacional.

Así lo comunicó el 30 de junio el presidente de la FCC, Ajit Pai: “Basándose en el abrumador peso de la evidencia”, que demostraba los “estrechos vínculos con el Partido Comunista Chino” de estas empresas, lo que las obligaba a cooperar con su sistema transfiriéndoles información.

“La China comunista tiene la intención de vigilar a las personas dentro de nuestras fronteras y participar en el espionaje industrial a gran escala”, declaró a su vez el Comisionado de la FCC Brendan Carr.

Al mismo tiempo Carr señaló que Estado Unidos había pasado una etapa en la que se había mostrado débil y “ahora estamos mostrando la fuerza necesaria para hacer frente a las amenazas de la China comunista”.

Como consecuencia, las empresas tecnológicas estadounidenses no podrían comprar a Huawei ni a ZTE usando los 8.300 millones de dólares del Fondo de Servicio Universal, que financia la FCC para comprar o apoyar cualquier equipo o servicio de esta área.

El Fondo para el Servicio Universal, fue constituido en 1997, para subsidiar a las empresas de telecomunicaciones de EE. UU.

A las restricciones impuestas por Estados Unidos a las empresas dependientes del régimen chino para la construcción de la red de Internet 5G se han unido otros países como Gran Bretaña, que a pesar de que inicialmente había cedido parte de esta instalación a Huawei, ahora cambia de idea al respecto.

Asimismo, Nueva Zelanda y Australia dejaron de emplear los equipos suministrados por la compañía china, preocupados por la posible injerencia del gobierno chino en la infraestructura de sus comunicaciones.

Por su parte el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo aseguró que el gigante tecnológico chino recibe órdenes de Pekín.

“Huawei es un instrumento del gobierno chino”, dijo Pompeo en una entrevista con Fox Business Network. “Están profundamente conectados. Es algo difícil de entender para los estadounidenses”, indicó Pompeo.

Desde el año pasado Estados Unidos declaró una emergencia nacional por el riesgo para la seguridad que supone la empresa tecnológica Huawei.

Huawei, además de sus vínculos con el régimen chino, ha sido acusada de robarle secretos de la industria a T-Mobile, de acuerdo con fiscales federales.

El bloqueo de Huawei y ZTE se suma a las múltiples prevenciones y medidas que varios países están tomado contra las agresivas estrategias adelantadas por el PCCh en busca del dominio mundial.

José Ignacio Hermosa – BLes

Te puede interesar: Trump se enfrenta a China en comercio y derechos humanos

videoinfo__video2.bles.com||5bdca3a8f__

Ad will display in 09 seconds