Redacción BLes– La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos (NTSB) confirmó el martes 5 de abril que está ayudando a los investigadores chinos a revisar la grabadora de datos de vuelo del vuelo MU5735 de China Eastern Airlines que se estrelló el mes pasado, causando la muerte de las 132 personas que iban a bordo.

La NTSB había dicho anteriormente a Reuters que estaba ayudando a la Administración de Aviación Civil de China a descargar la grabadora de voz de la cabina en un laboratorio de Washington. La NTSB se había negado repetidamente a responder a preguntas sobre el estado de la grabadora de datos de vuelo hasta el martes, cuando confirmó la asistencia con esa grabadora también.

La grabadora de voz de la cabina proporcionará a los investigadores el contenido de las comunicaciones entre los tres pilotos del vuelo. Además, la grabadora de datos de vuelo registra parámetros de vuelo importantes, como las posiciones de los mandos y actuadores, la información sobre los motores y la hora del día. Ambos registradores -también conocidos como cajas negras- podrían arrojar luz sobre la causa del accidente.

El sábado 2 de abril, un equipo de tres investigadores de la NTSB llegó a China para ayudar en la investigación del accidente. La NTSB también dijo el viernes que Boeing envió un pequeño equipo a China para ayudar en la investigación.

El vuelo MU5735 se dirigía a Guangzhou desde la ciudad de Kunming, en el suroeste del país, cuando cayó en picado desde su altura de crucero en una ladera de la provincia meridional de Guangxi. Fue la catástrofe aérea más mortífera de China en casi tres décadas.

Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.