Redacción BLes – Las estrictas restricciones de la política Cero Covid del PCCh, especialmente en Shanghái, que incluyen testeos constantes, extremos confinamientos, falta de acceso a tratamientos médicos, escasez de alimentos y suministros esenciales, generaron críticas de ciudadanos chinos.

Es el caso de Ji Xiaolong, un ciudadano de Shanghái, que actualmente se encuentra desaparecido luego de emitir una carta abierta en sus redes sociales a Li Qiang, secretario del Comité Municipal del Partido Comunista Chino (PCCh) de Shanghái, expresando su postura sobre las extremas medidas de la política Cero Covid del PCCh.

Tras publicar la carta, Ji Xiaolong fue arrestado por las autoridades, por realizar la protesta pública contra la política de prevención de epidemias del PCCh, el pasado 30 de abril, pero fue liberado bajo fianza ese mismo día.

Ji Xiaolong se encontraba sin identificación y sin su celular, sin código QR Covid, lo que provocó que no pudiera salir de la ciudad para visitar a sus padres que estaban gravemente enfermos.

Por esa razón, Ji Xiaolong escribió una nueva carta pública el 30 de agosto a Li Qiang y a la Oficina de Seguridad Pública de Shanghái solicitando una tarjeta de seguridad social, pero su pedido fue rechazado. “Como mis padres son mayores y no tienen a nadie que los cuide, si yo (Ji Xiaolong) tengo que ir a la cárcel, me gustaría pedirle al señor Li Qiang que me permita llevar a mis padres conmigo. ¡Por favor, dame permiso”!

El 31 de agosto la policía se llevó de su casa al activista y desde ese día se desconoce su paradero.

La novia de Ji Xiaolong no ha podido contactarlo y la Red de Derechos Humanos a la cual pertenecía reveló que durante su detención fue torturado y amenazado de muerte por la policía para obtener una confesión, como consecuencia su salud comenzó a deteriorarse.

Tras la desaparición, Wang Qingpeng, ex abogada de derechos humanos, publicó en Twitter el 1 de septiembre: “Este Twitter recopila públicamente cualquier información sobre la persona directamente responsable del arresto del Sr. Ji Xiaolong”.  

“A los funcionarios de Shanghái que detuvieron a Ji Xiaolong: Han detenido a todos los ciudadanos que hablaban por ustedes, si nadie sale a decir la verdad, China se volverá más oscura y ustedes y su familia no se salvarán; si más personas salen a la luz, una vez que China cambie, ¡serán juzgados por la historia!, pido “la liberación inmediata de Ji Xiaolong y salvación para ti”.

Antecedentes de disidencia de Ji Xiaolong

En 2018, el activista fue inicialmente encarcelado por escribir “¡Abajo el Partido Comunista!”, en un baño público de Shanghái, también por realizar grafitis satíricos sobre la eliminación del límite de dos mandatos para ser líder del PCCh, que realizó Xi Jinping.

Ji Xiaolong había realizado una solicitud pública a activistas de derechos humanos y defensores de la democracia para que se uniera a la “revolución de los baños”, escribiendo eslógan políticos en las paredes de los baños de universidades y de hospitales.

Tras esos episodios el activista fue arrestado y sentenciado a tres años y medio de prisión por el Tribunal Popular del Distrito de Pudong de Shanghái, en enero de 2019, bajo el delito de “provocar peleas y provocar problemas”. Un cargo que se usa con frecuencia para atacar y callar a los críticos del gobierno.

También, el 30 de mayo de este año, fue arrestado inmediatamente después de escribir en sus redes sociales: “La policía me busca”.

La policía se presentó en su casa con equipo de protección personal contra Covid en Yanlord Riverside distrito de Pudong derribaron la puerta y se lo llevaron a la estación de policía, a él y a su novia.  

Sin autorización legal, y sin identificación policial, le confiscaron una de sus computadoras portátiles y dos teléfonos celulares, así como algunas cartas que había intercambiado con su novia cuando estuvo en prisión, dijo Ji Xiaolong.

“Sentí que algo estaba pasando, porque había 10 de ellos esta vez, incluidos dos o tres policías de la comisaría local, algunos policías de seguridad del estado de Pudong y también del departamento de policía municipal de Shanghái”, dijo Ji Xiaolongi. “Había tal vez cuatro o cinco oficiales de alto rango”, agregó.

Ji Xiaolong fue detenido junto a su novia, quien fue liberada al cabo de unas horas, mientras que él fue liberado al día siguiente tras pagar una fianza de 1000 yuanes.

El hombre comentó que aunque fue liberado, la policía se quedó con su tarjeta de identificación, pasaporte y teléfono móvil.

“Así que ahora no puedo ir a ningún lado porque tienes que escanear la aplicación del código de salud [COVID-19] para ir a cualquier lado”, dijo Ji Xiaolong.

“No puedo ir al centro comercial, no puedo viajar en metro y no puedo tomar el autobús”, tras el episodio, agregó.

En junio la policía volvió a interrogarlo. Después publicó en su cuenta de redes sociales: ¡“En un cuarto oscuro, el oficial número de placa 058794, me amenazó con un arma y me esposó hasta las 8 de la mañana”.

Ji Xiolong dijo que la policía bloqueó todas sus publicaciones y buscó evidencia en su contra.

Este año, el activista había realizado peticiones públicas al régimen chino en las redes sociales pidiendo al PCCh y a las autoridades municipales de Shanghái que suspendieran la política Cero Covid.

También realizó publicaciones exponiendo en videos el confinamiento en Shanghái y realizó entrevistas con medios independientes extranjeros.

“Creo firmemente que soy inocente”, dijo Ji. “No me quedaré de brazos cruzados y veré sufrir a la gente de Shanghái, y continuaré [hablando]”, esas fueron las últimas publicaciones de Ji Xiaolong.

Las críticas y reclamos públicos al régimen chino llegaron como avalancha a causa de la campaña Cero Covid, que al parecer el PCCh responde no solo aplicando la censura, sino también con represión y abusos a los derechos humanos a cualquier persona que emita una opinión crítica, protesta u oposición.

Por Romina García – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.