Redacción BLes – Residentes de un complejo de apartamentos de Guiyang están pidiendo ayuda en las redes sociales chinas, se quedaron sin alimentos desde hace días y las autoridades están respondiendo lentamente.

Desde esta semana, el gobierno local ha dispuesto el confinamiento para algunas zonas residenciales de Guiyang. Se detectaron 320 personas con testeos positivos, aunque se requieren nuevas pruebas para verificar los contagios. Este jueves las autoridades confirmaron 74 nuevas infecciones. Según la información brindada por el gobierno, el brote se inició en un mercado de alimentos frescos de la zona.

Varias provincias chinas tienen áreas restringidas y en confinamiento estricto con la orden de “quedarse en casa”. La ciudad de Chengdu, en la provincia de Sichuan, es una mega ciudad de más de 21 millones de habitantes, y está bajo las medidas de la política cero covid del régimen comunista debido al surgimiento de 157 nuevas infecciones el 31 de agosto. Las medidas incluyen testeos masivos de pruebas de ácido nucleico, órdenes de no salir de casa a partir de las 6pm, y solo una persona por hogar está autorizada para salir a hacer las compras diarias de alimentos e insumos.

Según información oficial, a partir del 4 de septiembre se relajarían las medidas, sin embargo las autoridades extendieron los cierres hasta el 8 de septiembre.

Los repetidos confinamientos interrumpen la vida cotidiana de los chinos. “Estoy esperando en una cola muy larga para entrar en la tienda de comestibles cerca de mi casa”, dijo una residente de Chengdu, Kya Zhang, ingeniera de 28 años, a CNBC.

El pedido de ayuda de Guiyang se hace viral en Internet

Varios residentes de la comunidad Huaguoyuan de Guiyang, que alberga a 500.000 personas, dijeron que se estaban quedando sin comida días después de que los edificios fueran cerrados el sábado, según publicaciones en las redes sociales. Algunos incluso estaban al borde de la desesperación y pedían comida a sus vecinos.

“Un residente mayor en el Área 1 de Huaguoyuan no ha comido nada durante tres días”, decía una captura de pantalla de la aplicación de mensajería WeChat publicada en Weibo. “Por favor, haga correr la voz o envíe algo de comida”.

Michelle Chen, empleado de un coffee shop que vive en Huaguoyuan, dijo a SCMP que varios apartamentos del complejo no tienen cocina para preparar alimentos, son alquilados por jóvenes que siempre piden delivery de comida y no tienen reservas de alimentos en sus casas.

Chen relató que se había alimentado con las reservas de comida que tenía durante unos días, sobre todo patatas, pero estas se terminaron. “Compré una bolsa de arroz por Internet, pero las verduras se agotaron rápidamente”, dijo. “Esta mañana anunciaron que habrá más entregas de comida, pero todavía estoy esperando”.

“Esto es surrealista. Vivimos en 2022 y, sin embargo, hay personas que mueren de hambre en las capitales provinciales como Guiyang”, comentó un usuario de Weibo de apellido Lin en un informe de los medios locales.

La indignación de los vecinos de Guiyang a través de las redes sociales llamó la atención de las autoridades locales. Al parecer, hubo retrasos en el sistema de entrega a domicilio de alimentos.

El gobierno de Guiyang hizo un pedido de disculpas en una carta pública y en una conferencia de prensa realizada el jueves informó que debido a las medidas de COVID19, hay menos trabajadores para realizar las entregas de alimentos. “Coordinaremos mejor los recursos, nos aseguraremos de que los alimentos y las necesidades lleguen a la zona, permitiremos las entregas entre distritos y recurriremos a la compra en grupo”, dijo Du Min, teniente de alcalde del distrito de Nanming.

En la carta pública dirigida al complejo de apartamentos el miércoles, las autoridades del distrito se disculparon por “causar molestias”. “Debido a la inexperiencia y a los métodos inadecuados, algunos residentes seguían esperando a altas horas de la noche para someterse a las pruebas y en algunas zonas faltaban suministros de alimentos. Nos sentimos culpables y por ello pedimos disculpas”, decía la carta.

Una mujer dijo que, debido a la mala gestión y a las largas esperas para los testeos, en su edificio solían hacer las pruebas a las 2 de la madrugada. Otros residentes de su edificio se quejaban de no tener comida ni otros suministros, sin embargo los vecinos intentaban ayudarse mutuamente.

Desde que las autoridades publicaron la carta de disculpas, las entregas de alimentos se reanudaron, sin embargo todavía no es suficiente.

Zhu Min, una residente de Huaguoyuan de 22 años, dijo que después de casi una semana, su piso recibió por fin un repollo que tuvo que ser repartido entre seis familias. Era la primera vez desde el confinamiento que probaba algo que no fueran fideos, galletas o huevos, dijo.

Huaguoyuan es conocido por ser uno de los proyectos de urbanización más grande de China. Los dos rascacielos se terminaron de construir en 2018, tienen 355 metros de altura y forman parte de los edificios más altos del país. El complejo se ha convertido en el principal hito turístico de Guiyang, con un centro comercial en su interior de 6 pisos.

1000 casos por día

El 8 de septiembre, el gobierno chino informó de 1292 nuevos casos de COVID. Durante el mes de agosto, el promedio de nuevos casos registrados fue de 1000 cada día. En una conferencia de prensa, el funcionario de la Comisión Nacional de Salud de China, Wu Liangyou, dijo que cada región debe realizar pruebas de PCR con regularidad, independientemente de si tienen brotes o no.

Además, el funcionario señaló que se mantienen las restricciones y los requisitos para el turismo en las regiones afectadas. Los viajeros deben presentar pruebas de covid negativas 48 horas antes de viajar en avión o trenes de alta velocidad, así como también para reservas en hoteles o atracciones turísticas.

Beijing está en alerta máxima y está prohibiendo la llegada de personas que provengan de lugares con contagios.

Por Gabriela Serrentino – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.