Dos periodistas chinos que cubrían toda la información sobre el avance del coronavirus han desaparecido en los últimos días, según la revista Bloomberg. Se trata de Chen Qiushi y Fang Bin, de los que no hay noticias desde hace varios días, lo que ha levantado la alarma entre sus seguidores.

Ambos se han convertido en referentes de la prensa internacional por la cobertura del virus, por la que han llegado a sufrir represalias dado que algunos de sus vídeos sobre el interior de los hospitales se han vuelto virales.

Fang llegó a grabar en directo el momento en que autoridades sanitarias enfundadas en trajes anticontagio derribaban la puerta de su domicilio para ponerle en cuarentena.

Ambos han desaparecido después de que las autoridades chinas advirtieran de que aumentarían las medidas de control en las redes chinas, donde la mayoría de plataformas que se utilizan en el resto del mundo están prohibidas para poder controlar los contenidos que se comparten.

No obstante, muchos han conseguido saltarse las medidas de control y adentrarse en el mundo Twitter para poder seguir la información del coronavirus tras la censura en Weibo, WeChat, de Tencent y Douyin, de ByteDance, las plataformas más utilizadas en el país asiático.

Fuente: 20 minutos.

Te puede interesar: Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__

Ad will display in 09 seconds

Categorías: China Mundo

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.