Redacción BLesAnte la profunda caída del yuan, el Banco Popular de China habría dicho a los principales bancos estatales del país que se preparen para deshacerse de las tenencias de dólares y los cambien por yuanes extraterritoriales.

Fuentes oficiales informaron a la agencia de noticias Reuters que las autoridades bancarias del régimen comunista habrían tomado la decisión como una medida de emergencia ante la crisis que sacude al yuan, siendo éste el último esfuerzo por fortalecer su moneda..

La cantidad de dólares que se venderá aún no se ha decidido, pero involucrará principalmente las reservas de divisas de los bancos estatales. 

Por otro lado, se ordenó a las sucursales en el extranjero, incluidas las que tienen sede en Hong Kong, Nueva York y Londres, que revisaran las tenencias de yuanes en el extranjero y verificaran que las reservas en dólares estuvieran listas.  

El jueves 29, el yuan cayó un 0,9% a 7,1340 frente a la moneda norteamericana y va camino de su peor caída anual desde 1994, habiendo perdido más del 11% en lo que va del año.

Es cierto que una moneda más débil en relación al dólar a veces puede resultar beneficioso, dado que esto implica un incentivo a las exportaciones. Pero la reciente caída del yuan por debajo del umbral “psicológico” de 7 por dólar ha generado alteración en los mercados. 

La economía china se encuentra sometida a una preocupante crisis económica asociada a los desajustes producidos por la crisis inmobiliaria, la falta de yuanes, los bloqueos pandémicos, problemas en la cadena de suministro y la fuga de empresas internacionales que buscan otros rumbos alejados de las políticas comunistas. 

Ante esta situación, el régimen chino está buscando diversos mecanismos para fortalecer nuevamente su moneda, incluso limitando sus transacciones en dólares lo que implica también de algún modo aislarse del mundo occidental.

Los bancos centrales de varios países durante y luego de la pandemia han adoptado políticas que apuntan a endurecer las políticas monetarias y favorecer sus exportaciones. Estas maniobras políticas y económicas aumentan los riesgos de una recesión global. 

Estas intervenciones si se vuelven abruptas y no son consensuadas es muy probable que terminen perjudicando la cadena normal de intercambios.

Anuncio histórico

Como parte de un acuerdo memorable entre ambas naciones, el régimen comunista chino y su país aliado Rusia, anunciaron en septiembre la firma de un nuevo contrato a través del cual China comenzará a pagar en rublos y yuanes por el suministro de gas, evitando utilizar el dólar como moneda de intercambio tal como hicieron siempre. 

El acuerdo podría ser el primer paso para la ambición a mediano plazo de ambos países por diversificar los pagos transfronterizos en su búsqueda de lograr una mayor independencia comercial de Estados Unidos y Europa. 

La información se publicó primero en Rusia, fue la empresa proveedora de gas Gazprom quien emitió el comunicado oficial el martes 6 de septiembre informando sobre el nuevo contrato firmado. A partir de ahora, los pagos por el suministro de gas con el régimen comunista chino serían recibidos en sus propias monedas en lugar de dólares.

“Simplificará los cálculos, se convertirá en un excelente ejemplo para otras empresas y dará un impulso adicional para el desarrollo de nuestras economías”, dijo Alexei Miller, CEO de Gazprom.

Según trascendió, el régimen chino comenzará a pagar a Gazprom mitad y mitad entre rublos y yuanes, pero no se dieron mayores detalles de cuándo comenzaría a pagarse de este modo ni los mecanismos que se utilizarán para este propósito.

¿China cae y otros toman su lugar?

Mientras el régimen chino, en busca de su fortalecimiento, implementa medidas que lo alejan de Occidente otros países de la región están avanzando para ocupar su lugar en el mercado mundial.

Durante una conferencia, el indio Gautam Adani, la persona más rica de Asia y una de las más influyentes del continente, pronosticó un futuro oscuro para China. 

En su discurso dijo que el contexto internacional y las medidas adoptadas por el régimen comunista podrían llegar hasta el punto de aislar al gigante asiático.

En comentarios durante un simposio de CEO´s en Singapur organizado por la revista Forbes, Adani dijo que China era considerada la “principal ganadora de la globalización”. Pero, en cambio, el fracaso de la iniciativa Belt and Road y sus políticas económicas y sociales estaban llevando al país al aislamiento.

Durante su intervención, Adani se refirió a los profundos cambios que ha experimentado la economía mundial durante los últimos 36 meses.

Mencionó los cambios geopolíticos, las turbulencias económicas de las grandes potencias y las intervenciones de los bancos centrales para enfriar la economía en un contexto complejo de inflación global. 

También habló sobre el papel del régimen chino en la compleja realidad socioeconómica mundial, y como sus políticas lo están alejando.

El nuevo contexto internacional pareciera venir marcado por la salida de China de su posición económica dominante ante el rechazo de muchos países. Como resultado, cientos de grandes empresas multinacionales están abandonando el país y se reestablecen en otros lugares. 

La nueva realidad abre el juego para el surgimiento y desarrollo de nuevas potencias. En este sentido, Adani señaló que India, su país de origen, puede desempeñar un papel más que protagónico en la economía mundial.

Gran parte de los fondos que se escapan de China están fluyendo hacia India y otros países de la región.

Ante la turbulencia global, Adani sugirió que las oportunidades para India se han acelerado. “India es uno de los pocos lugares relativamente brillantes desde una perspectiva política, geoestratégica y de mercado”, agregó.

Afirmó que el país se convertiría en la tercera economía más grande del mundo para 2030.

Resulta muy difícil saber a ciencia cierta si realmente sucederá lo que vaticina Adani y si China efectivamente dejará libre su lugar como “fábrica del mundo”. Por lo pronto, es innegable que cientos de empresas multinacionales que actualmente operan en China están reevaluando sus situaciones e ideando planes de contingencia ante una posible huida del país.

Muchas otras ya lo hicieron y se están reubicando en países como India, Vietnam y otros del sudeste asiático.

Andrés Vacca –Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.