Redacción BLesLas deudas incobrables de los bancos más importantes de China no para de crecer y la burbuja financiera pareciera estar a punto de explotar. El pesimismo y descreimiento sobre el sistema bancario chino cayó a niveles sin precedentes, incluso por debajo de los registrados durante la crisis inmobiliaria estadounidense en el 2008.

Los cuatro prestamistas más importantes de China, incluido el Industrial & Commercial Bank of China Ltd., obtuvieron valuaciones de apenas un 0,4% de su valor contable.

Estos valores son similares a los registrados por los bancos JPMorgan Chase & Co. y Bank of America Corp. durante la gran crisis inmobiliaria que sufrió Estados Unidos en el año 2008.

Si bien el contexto de ambas crisis es diferente, existen muchos puntos en común que permiten presagiar el posible colapso de la economía china en un futuro no muy lejano. 

La reciente caída de los bancos chinos refleja la desconfianza generalizada de los inversores en el sistema bancario, motivada en parte por la creciente preocupación por las deudas incobrables.

La reactivación de la economía mundial luego de la pandemia ha impulsado un aumento en los nuevos préstamos bancarios chinos, lo que permitió que las ganancias del sector se mantengan estables por el momento. 

Pero las políticas de encierro anti Covid del régimen comunista chino, sumado a la profunda crisis inmobiliaria del país, aumentan considerablemente los riesgos del sistema bancario y en consecuencia cae su valoración bursátil. 

Además, los datos macroeconómicos de China resultan sumamente desalentadores para el sector. El PBI chino durante el tercer trimestre muestra que la demanda interna continuó disminuyendo debido principalmente a los encierros orwellianos impuestos por el régimen, esto provocó que el sector inmobiliario se deteriorara aún más. 

En este escenario las entidades bancarias se ven obligadas a reducir sus tasas de interés para incentivar los préstamos, lo que se traduce en una caída automática de sus márgenes de ganancia. 

La crisis inmobiliaria es la raíz de los conflictos financieros chinos

Los mercados financieros y de bienes raíces bajo el régimen comunista chino han estado en terreno inestable desde que se evidenció la crisis del gigante inmobiliario chino Evergrande durante los últimos meses. 

El resultado inmediato es que ahora todo el sector se ha convertido en una enorme burbuja a punto de estallar.

Este fenómeno llamado “burbuja financiera” surge cuando el mercado refleja el incremento explosivo del precio de los bienes inmuebles a raíz de una elevada demanda y una oferta reducida. Ante esta situación los especuladores financieros inyectan más dinero en el mercado, provocando un mayor aumento de la demanda.

Luego, en un determinado momento, el pico de la demanda comienza a caer, mientras que la oferta sigue aumentando. Cuando eso sucede, la burbuja estalla. Y esto es exactamente lo que está sucediendo hoy en China.

En resumidas cuentas, la burbuja en el mercado inmobiliario del régimen comunista ha llevado a un aumento constante de los precios de las propiedades, y las empresas constructoras aprovecharon la situación y se apresuraron a construir más casas y edificios sin notar que la demanda caía a un ritmo escandaloso.

El resultado fue que hoy las empresas constructoras tienen millones de inmuebles terminados sin vender o a medio construir, y sin liquidez para continuar.

Paralelamente, aquellos clientes que confiaron y comenzaron a pagar sus casas se encuentran con su propiedad a medio construir y las empresas constructoras no le pueden dar respuestas porque no tienen fondos suficientes para continuar.

Falta de liquidez en los bancos como consecuencia de la crisis

Las protestas no son habituales bajo el régimen comunista chino. Sin embargo, durante los últimos meses miles de pequeños ahorristas decidieron reclamar en diversos lugares del país por no poder sacar sus ahorros de los bancos, principalmente en la región de Henan.

Varias entidades bancarias bloquearon la extracción de fondos argumentando supuestas reformas en sus sistemas y otras excusas poco creíbles.

En muchos casos estos bloqueos continuaron durante períodos extensos desde el mes de abril, por eso es que miles de clientes decidieron enfrentar las peligrosas consecuencias de realizar una protesta en China.

La realidad muestra que el sector bancario Chino, sobre todo las firmas distribuídas en zonas rurales como Henan, fueron duramente golpeadas por las medidas implementadas por las autoridades del régimen para contener la burbuja inmobiliaria y el creciente endeudamiento del sector, estableciendo restricciones financieras que repercuten en toda la actividad económica del país. 

Rol del régimen chino en la crisis 

Como en todo lo que sucede dentro del país comunista, el gobierno tiene una participación sumamente activa y es en última instancia quien determina el rumbo de cómo, cuándo y qué se debe hacer en toda actividad económica.

El mercado inmobiliario no es la excepción, de hecho, fue el negocio elegido por el régimen como motor de crecimiento económico durante las últimas décadas.

Los bienes raíces y los sectores relacionados son uno de los factores clave de la economía china, representando más del 30% del PBI total.

La proporción de producción económica relacionada con la construcción y actividades asociadas es mucho más alta que en el resto de las economías importantes, señala el prestigioso economista Mark Williams.

El gobierno chino tomó medidas para contrarrestar la crisis inmobiliaria, como reducir los depósitos iniciales, rebajas impositivas y subvenciones para compradores de viviendas. Además, dispuso de una nueva línea de préstamos de ayuda a los constructores y de este modo, evitar la parálisis de las edificaciones. 

Pero nada de esto parece ser suficiente, y la burbuja inmobiliaria, que impulsó de cierta manera el crecimiento económico del país, está explotando y ahora, la realidad golpea a las empresas y a la sociedad en general que comienza a ver los efectos en sus bolsillos.

El incremento de las tasas de desempleo juvenil en China son alarmantes. La economía en el gigante asiático atraviesa la peor de sus crisis económicas y las empresas en medio de un contexto de incertidumbre dejaron de contratar empleados y algunas comenzaron a reducir su cantidad.

Andrés Vacca –Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.