Para amenazar a Japón antes de la visita oficial del primer ministro Yoshihide Suga a Washington la próxima semana, la dictadura china volvió a entrar ilegalmente al estrecho de Miyako.

Desde la salida de Donald Trump de la Casa Blanca, Estados Unidos ha reducido considerablemente su presencia en el Mar del Japón y el país nipón ha quedado en solitario defendiendo el estrecho de las incursiones chinas.

Esta semana, el dictador comunista Xi Jinping volvió a tensar la situación con Japón. Una flota de guerra china compuesta por cinco embarcaciones y un portaaviones fue divisada el sábado por la mañana en una vía fluvial del Mar del Japón.

Según la Oficina de Estado Mayor Conjunto del Ministerio de Defensa japonés, el portaaviones chino Liaoning, nombre que proviene de la provincia china situada en la frontera con Corea del Norte, y otros cinco barcos de guerra, entre ellos un destructor, pasaron cerca de las 8 a.m. del pasado sábado por el estrecho de Miyako, de aproximadamente 250 km de ancho, que separa las islas japonesas de Okinawa Miyako en su camino hacia el Océano Pacífico.

Según el diario japonés Nikkei, la flota desplegada por la máxima autoridad china se encuentra compuesta por el ya portaaviones Liaoning, dos destructores de misiles clase Luyang III, una fragata multifunción Jiangkai II y una nave de apoyo de combate rápido clase Fuyu

Minutos luego del avistamiento, el gobierno de Tokio, liderado por la conservadora Yuriko Koike, decidió responder a la provocación china y desplegó aviones y un barco destructor, el “JS Suzutsuki“, para marcar presencia, recopilar información y monitorear los movimientos de las embarcaciones chinas mientras se iban del estrecho.

No es la primera vez que el régimen chino envía el portaaviones Liaoning por este canal. En abril del pasado año ya había sido visto navegando por estas aguas, pocos días después de que Estados Unidos y Australia realizaran ejercicios navales en el Pacífico oriental.

El primer ministro japonés, Yoshihide Suga, remarcó la importancia de que Japón y Estados Unidos trabajen de manera conjunta para aliviar las tensiones

Su postura es que se debe afianzar el Quad, la alianza integrada por Estados UnidosAustraliaIndia Japón para enfrentar a China en el Pacífico. Esta organización había sido potenciada por Trump pero ahora Biden la ha dejado de lado

Se espera que este sea uno de los principales temas de la próxima reunión entre Suga y Joe Biden, que se llevará a cabo el próximo 16 de abril en Washington por pedido del gobierno japonés.

Según la prensa local en Japón, la intromisión en aguas japonesas por parte de China fue una amenaza antes de que el Primer Ministro nipón viaje a la Casa Blanca, para advertirles que no presionen a Estados Unidos para nuevas acciones militares en la zona.

China está acosando a todos los países de la región que no se doblegan a su poderío militar y económico. En los últimos meses, la Armada china ha estado realizando ejercicios militares en las costas de Taiwán, simulando invasiones y actos de guerra, además de haber enviado 200 barcos pesqueros a las costas filipinas para depredar sus aguas.

Cabe resaltar que, desde hace ya varios años, China mantiene una disputa territorial con distintas nacionesVietnamBrunéiMalasia Filipinas son algunos de los países asiáticos que se encuentran en conflicto directo con el Partido Comunista Chino por distintas islas ubicadas en el Mar Meridional, el cual posee aproximadamente un millón de metros cuadrados más que el mar Mediterráneo.

En rojo los reclamos de China, en blanco los de Corea del Sur y en azul los de Japón.

 Tadeo Pittari – LaDerechaDiario.