Redacción BLes – A lo largo de su historia, el régimen chino ha sabido que el adoctrinamiento desde el jardín de infantes es fundamental para la supervivencia del partido comunista.

Los pequeños reciben instrucción política, que deben aprobar; de lo contrario, no se les permite pasar al siguiente grado.

Así es que los estudiantes con uniformes del Ejército Rojo se han convertido en una parte esencial de los planes de estudios escolares en todo el país.

Además, como parte de su formación, a los estudiantes se les enseña a rechazar la religión, a verlas como superstición y solo creer en el partido y la ciencia.

Los maestros incluso deben alentar a los estudiantes a denunciar activamente a los creyentes.

Mira el informe completo en el siguiente video

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.