Redacción BLesMichael Spavor, un empresario canadiense, fue condenado a 11 años de prisión en una corte de la provincia de Liaoning, por supuestos cargos de ‘espionaje’ después de estar casi tres años detenido. El primer ministro canadiense y el secretario de estado de Estados Unidos condenaron la falta de transparencia del procedimiento legal que se hizo a ‘puertas cerradas’.

Aunque las autoridades comunistas lo niegan, la detención en 2018 de Spavor se hizo en retaliación al arresto de la ejecutiva de Huawei, Meng Wanzhou, quien fue detenida días antes en el aeropuerto de Vancouver por pedido de la justicia estadounidense.

Wanzhou está acusada de haber violado las sanciones económicas de Estados Unidos contra Irán y el procedimiento legal para ser extraditada a Estados Unidos está en su última etapa. Por eso es que la sentencia del canadiense es llamada por los medios como la ‘diplomacia de los rehenes’.

La débil evidencia contra Michael Spavor

Según The Guardian, Spavor se dedicaba al turismo entre Occidente, China y especialmente Corea del Norte.

De hecho, debido a su amistad con el dictador Kim Jong-un, el canadiense fue el responsable de arreglar las reuniones entre el basquetbolista Dennis Rodman y el líder norcoreano, que desembocaron con la visita del expresidente Trump a Corea del Norte y lograron poner fin a las amenazas nucleares del país comunista.

Las autoridades chinas acusan a Spavor de proveer inteligencia a un ex diplomático, Michael Kovrig, que también fue arrestado. No obstante, Beijing no reveló a la prensa detalles del caso.

Según Breitbart, el embajador canadiense en Beijing, Dominic Barton, declaró que las únicas pruebas que tienen contra Spavor son unas fotos que tomó de aviones militares estacionados en un aeropuerto.

Barton asistió a la audiencia en la que condenaron a Spavor pero no lo dejaron ingresar citando que el caso involucraba ‘secretos nacionales’. La sentencia fue entregada en marzo pero recién este miércoles fue anunciada públicamente, en lo que quizás fue una estrategia del PCCh para que Canadá no extraditara a la ejecutiva de Huawei.

Condena internacional

La falta de transparencia de las autoridades comunistas chinas en el procedimiento que terminó con la sentencia del canadiense atrajo condena internacional.

El primer ministro Justin Trudeau dijo: “El veredicto de hoy para el Sr. Spavor llega después de más de dos años y medio de detención arbitraria, de falta de transparencia en el proceso judicial y de un juicio que no satisfizo ni siquiera las normas mínimas exigidas por el derecho internacional”.

El secretario de estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, por su lado publicó un comunicado de prensa condenando la práctica común del PCCh de arrestos y sentencias arbitrarias.

“Nos unimos a la comunidad internacional para pedir a la República Popular China (RPC) la liberación inmediata e incondicional de los ciudadanos canadienses Michael Spavor y Michael Kovrig”, escribió Blinken.

Le recomendamos: Britney Spears se declara CATÓLICA, pero luego hace algo INESPERADO

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

“El Sr. Spavor y el Sr. Kovrig no han recibido las protecciones procesales mínimas durante sus más de dos años y medio de detención arbitraria”, declaró el alto funcionario estadounidense. “La práctica de detener arbitrariamente a personas para ejercer presión sobre gobiernos extranjeros es completamente inaceptable. Las personas nunca deben ser utilizadas como moneda de cambio”.

Blinken citó la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares y Acuerdo Consular China-Canadá demandando que el PCCh de acceso a los expedientes de los casos de ambos canadienses cuyos procedimientos legales carecieron de total transparencia.

Las relaciones diplomáticas de tanto Canadá como Estados Unidos con China están en su peor momento precisamente debido a las reiteradas violaciones de normas internacionales por parte del Partido Comunista Chino como el caso de los canadienses arrestados en retaliación por la ejecutiva de Huawei.

Sistema judicial corrupto

Ejemplos de jueces que condenan a personas inocentes con evidencias fabricadas por los policías o directamente sin evidencia y por la simple voluntad del juez, son moneda corriente en la China comunista, que carece de una división de poderes como en algunos países occidentales. Las cortes funcionan para el Partido único.

Según un reporte de un sitio web que se dedica a documentar el genocidio contra los practicantes de Falun Dafa, una disciplina de la Escuela Buda, perseguida por el régimen chino desde 1999, ha habido muchas instancias donde los practicantes son sentenciados a prisión sin un procedimiento legal justo.

En las audiencias, los jueces no dejan que los abogados defensores presenten su defensa, terminan la audiencia abruptamente y dictan un veredicto sumamente pesado contra los acusados.

En un reporte del 12 de abril de 2013, la corte del distrito de Zhenxing procesó al Sr. Chen Xinye por su fe.

El juez Tao Zhanhua dio instrucciones a dos policías de la corte para que expulsaran a los abogados defensores de la sala, diciendo: “Que así sea. Como no me han mostrado el debido respeto, yo tampoco se los mostraré”. Cuando le señalaron que estaba violando el procedimiento contestó: “¿Qué violación de la ley? Mientras el Partido Comunista esté en el poder, no tendré ninguna responsabilidad”.

Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.