Actualmente, varios países del mundo están al tanto de la grave censura que el Partido Comunista Chino (PCCh) aplica en todos los ámbitos de la vida de los ciudadanos chinos, en especial a través de internet, libros, medios de comunicación, incluso programas y aplicaciones para celulares y computadoras.

Además, se sabe que el PCCh utiliza métodos estrictos de control a través censores de palabras “sensibles”, es decir, prohibidas. Estos censores suprimen o eliminan cualquier sitio web, red social que contenga por ejemplo palabras como “Masacre de Tiananmén” o “4 de Junio”.

Sin embargo, el PCCh nunca imaginó la posibilidad de que sus herramientas de censuras podrían ser usadas en contra del robo y el plagio chino.

Un artista japonés, de nombre Amou_Fushi en Twitter, miembro de Pixiv, un sitio web de dibujantes de novelas anime y cómic, cuyas obras pueden leerse en varios idiomas, incluso el chino simplificado, intentaba evadir desde hace tiempo la piratería china. 

El joven dibujante que conocía de las palabras sensibles, que el régimen chino censura como “4 de junio” e “Incidente de Tiananmén” las agregó a 18 de sus obras, haciendo que los sitios web que realizaron el plagio sean hallados y eliminados por los censores del régimen chino, haciéndolos desaparecer de forma inmediata.

El sitio web pirata se llamaba “Vpixiv” y su contenido era una copia del original “Pixiv”.

Amou_Fushi, publicó en Twitter, cómo su idea funcionó y otros artistas al enterarse hicieron lo mismo, agregando palabras como  “Incidente de Tiananmén”, “4 de junio de Tiananmén”, “Recuperar Hong Kong”, “Campo de concentración de Xinjiang”, “República China” logrando eliminar la piartería china.

El dibujante fanático de los animes escribió en un tuit: “Me pregunto cuántos sitios chinos se extinguirán como resultado de la difusión de las [frases] en las láminas de ejemplo”.

En otra publicación, escribió que descubrió que más de 20 obras plagiadas fueron eliminadas en una hora.

Desde entonces, las páginas web pirateadas aparecen como error 404, es decir que ya no se encuentran accesibles. 

 Tras las publicaciones en Twitter, sobre cómo estos ilustres japoneses utilizan la censura china para eliminar el plagio de sus cómics robados, muchas personas dieron sus opiniones al respecto.

Un internauta chino dijo: “Los japoneses utilizan dos clases de magia para evitar que les roben las cosas”.

 “Las palabras son ahora tendencia en los tuits diarios y el sitio pirata está siendo asesinado, realmente es un hechizo mágico”.

Zhu Rui, profesor universitario alemán, dijo que lo interesante del incidente es que el dibujante japonés utilizó los estables mecanismos de censura del PCCh para contrarrestar la piratería china, que tanto ha dañado los derechos e intereses de muchos países extranjeros. 

Wang Lon, comentarista y director de cine independiente francés, dijo: “Una vez que los países extranjeros encuentren la manera de hacer frente a la piratería y el robo de propiedad intelectual, ya sea desde una perspectiva legislativa, o mediante la desvinculación, o añadiendo magia a las delicadas palabras del Partido Comunista Chino, el orgulloso “veloz desarrollo” chino será derribado”.

El sitio web japonés Pixiv, que se estableció en 2007, es un sitio web con ilustraciones, cómics, novelas, y arte disponible creado por autores de Japón, Taiwán, Corea del Sur, Estados Unidos y China.

Aunque en China, el sitio está bloqueado por el Gran Cortafuegos (GFW) de China continental desde septiembre de 2017. 

Pixiv en septiembre de 2020, se asoció con China Blue Bay Boyue Tumeng para poder ingresar al mercado chino.

No obstante, en agosto, Pixiv emitió un comunicado comentando que se desvincularía de Tumeng, el 12 de septiembre. 

Tumeng es una plataforma para dibujantes operada por Beijing Lanwan Boyue Technology Co., Ltd., empresa que se estableció en junio de 2018, con un capital de 2 millones de yuanes, actualmente está representada por Wang Wei y tiene inversiones en 9 empresas más.

Robots censores de PCCh trabajan a una velocidad sin precedentes

Como se sabe, muchas palabras como la Masacre de Tiananmén son “sensibles” para el PCCh y las plataformas de internet y más aún para su aniversario.

Los censores de búsqueda están al acecho para hallar cualquier publicación que menciona los hechos a modo de protestas o a favor de la democracia.

Las compañías chinas de Internet explicaron que los censores de búsqueda de las palabras prohibidas, las detectan y bloquean con niveles de precisión sin precedentes.

Dos empleados de una empresa china, que no quisieron dar sus nombres por seguridad, dijeron que la censura de la Masacre de Tiananmén, y otras palabras delicadas como Taiwán y el Tíbet, se eliminan de forma automatizada.

Por otra parte, el control que ejerce el Departamento de Propaganda del Partido Comunista Chino es cada vez más estricto sobre Internet, y los medios de comunicación.

“Cuando se trata de noticias, la regla es simple… Si no proviene primero de los medios estatales, no está autorizado”, dijo un empleado de Baidu.

“Tenemos una lista básica de palabras clave que incluyen los detalles de 1989, pero (AI) puede seleccionarlas más fácilmente”, agregó el empleado.

Además, las compañías que no realizan la censura del contenido prohibido adecuadamente se enfrentan a graves multas, suspensiones hasta penas de cárcel.

Sin embargo, de manera contradictoria, un astuto japonés logró que los censores, que sirven para silenciar a ciudadanos que dicen la verdad, actuaran sobre la conducta delictiva de piratas chinos, eliminando el robo a la propiedad intelectual del sitio web de anime.

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.