Redacción BLes– Los residentes compararon el encierro en uno de los países más densamente poblados del mundo con el sistema penitenciario.

Las restricciones del Partido Comunista Chino (PCCh) son tan duras que la gente ha empezado a considerarse a sí misma como reclusos.

“Era como una prisión”, dijo Coco Wang, residente de Shanghái, según Reuters.

Wang reveló que está más preocupada por la estrategia autoritaria del PCCh de cero contra el virus que por el propio virus.

“No tenemos miedo del virus; tenemos miedo de esta política”, dijo, según la agencia de noticias.

La estricta política ya ha obligado a hasta 59 millones de personas a aislarse tras la reciente decisión de Beijing de cerrar partes de la capital del país.

Aunque a dos voluntarios de cada edificio de apartamentos se les permite pasar dos horas al día comprando alimentos, muchos se han quejado de la escasez crónica de suministros y de sentirse desnutridos. También se ha informado de que los residentes han tenido que hacer trueques por ciertos tipos de alimentos, buscar pan, saquear supermercados y recurrir a la desobediencia civil.

En el momento de la publicación de este informe, Beijing se enfrentaba a las restricciones “más severas”. Se prohibió a los residentes salir de todo su barrio del suroeste, y las autoridades suspendieron todas las actividades que no impidieran la transmisión del virus.

Se ha ordenado a los residentes de otros distritos afectados por la pandemia que trabajen desde casa. Las autoridades han cerrado restaurantes, gimnasios, lugares de ocio, muchas rutas de autobús, múltiples líneas de metro, carreteras, recintos y parques.

La represión ha convertido lo que antes era una bulliciosa metrópolis en una ciudad inquietantemente tranquila.

“Es bastante extraño; es la primera vez en todos mis años en Beijing que veo las calles vacías en pleno verano”, dijo Ding, residente de Beijing, según Reuters.

Los comercios que siguen abiertos informaron de la escasa afluencia de público debido a la preocupación generalizada por el riesgo de infección y el proceso de cuarentena obligatorio.

“Este brote ha perturbado realmente a todo el mundo”, dijo el barbero Song, según el medio de comunicación.

“Al norte de nosotros hay centros comerciales y oficinas que han sido sellados y sus aplicaciones [de pandemia] podrían marcarlos como contactos cercanos si vinieran”, añadió.

No hay tiempo para los juegos

El Consejo Olímpico de Asia (OCA) aplazó los Juegos Asiáticos de 2022 debido al brote y a las restricciones gubernamentales.

El evento estaba programado inicialmente del 10 al 25 de septiembre en la ciudad de Hangzhou. Se esperaban más de 11.000 atletas, superando el número habitual que suele albergar una competición olímpica de verano.

En el momento de la publicación no se habían anunciado nuevas fechas, y el calendario se revelará en un “futuro próximo”, una vez que los organizadores hayan llegado a un acuerdo con el Comité Olímpico Chino.

“[La OCA está] muy bien preparada para ofrecer los juegos a tiempo a pesar de los desafíos globales”, dijo un representante según Associated Press.

“Sin embargo, la decisión [de posponer] fue tomada por todas las partes interesadas después de considerar cuidadosamente la situación de la pandemia y el tamaño de los juegos”, añadió el representante.

La OCA ya ha cancelado los Juegos Asiáticos de la Juventud de 2022, anunciados para el 20 al 28 de diciembre en Shantou. El próximo evento se celebrará en Tashkent (Uzbekistán) en 2025.

También se han cancelado dos reuniones de la Liga de Diamante en Shanghái y Shenzhen. Este evento se trasladará a Chorzow, Polonia, el 6 de agosto.

“[La cancelación se debió] a las restricciones de viaje y a los estrictos requisitos de cuarentena vigentes para entrar en China”, dijeron los organizadores en un comunicado según Associated Press.

La Federación Internacional de Deportes Universitarios (FISU) pospuso por separado sus Juegos Mundiales Universitarios de 2021, previstos para el 26 de junio al 7 de julio en la ciudad de Chengdu. Se esperaba la participación de unos 6.000 atletas.

Aunque la FISU había planeado celebrar el evento en 2022, el organizador suizo decidió de nuevo posponerlo hasta 2023.

“La continua incertidumbre sobre las condiciones ha hecho que la reprogramación sea la opción más sensata”, dijo el presidente de la FISU, Leonz Eder, en un comunicado obtenido por Associated Press.

Infecciones en el punto de mira

Mientras tanto, se rumorea que las autoridades de Shanghái tienen el ambicioso objetivo de detener todas las infecciones en las zonas no cuarentenarias antes de finales de mayo.

Al parecer, las autoridades advirtieron a los residentes de al menos una cuarta parte de los distritos de la ciudad que no salieran de sus casas ni aceptaran entregas. Esto llevó a muchos a reponer rápidamente las provisiones de alimentos en un frenesí de compras de pánico.

Antes se permitía a algunos moverse libremente dentro de los edificios residenciales. Sin embargo, esta política parece haber cambiado ya que, según se informa, una mujer gritó a los vecinos a través de un megáfono que “se fueran a casa”.

Deseo de muerte

Muchos residentes ya han acabado con su vida en su desesperación por escapar del dolor y el sufrimiento de los duros mandatos del PCCh.

En un vídeo, un individuo cuelga de la ventana de un edificio alto en Shanghái. Finalmente, se suelta y se precipita casi 30 pisos hasta la muerte.

Otras imágenes muestran a alguien cayendo de espaldas desde la ventana de un quinto piso y estrellándose de cabeza contra el césped. Un transeúnte se acerca para comprobar las constantes vitales y ofrece los primeros auxilios al herido mortal. Según el sitio web Quora, caer de cabeza puede causar la muerte instantánea en la mayoría de los casos.

Otras imágenes parecen mostrar a una mujer cayendo diez pisos. Aterriza de culo y se queda inmóvil en el pavimento de cemento mientras los transeúntes sorprendidos ven cómo se desarrolla la tragedia. Luego, en otro vídeo, un hombre salta desde lo alto de un edificio de 20 pisos con los brazos extendidos. Da vueltas en el aire antes de aterrizar de espaldas. Un transeúnte se tapa los oídos y se aleja de la escena.

En otras imágenes, un hombre se agacha en una cornisa antes de saltar. Cae unos siete pisos antes de aterrizar con los pies por delante en la acera. Una mujer sale de una tienda cercana para ver lo que ha pasado tras escuchar un fuerte golpe fuera del local.

Diferentes vídeos muestran a una mujer aferrada a un balcón mientras sus vecinos se reúnen en la cornisa de abajo. Finalmente, la mujer se suelta y al menos dos vecinos intentan sin éxito atraparla mientras se precipita al suelo.

Un equipo de cuatro funcionarios municipales con trajes para materiales peligrosos introduce a la mujer inmóvil en una bolsa negra para cadáveres antes de transportarla a una oficina forense cercana.

La tensión hierve

Otro vídeo muestra a un hombre de Shanghái, que dice ser un trabajador, rogando a los camioneros que se detengan y le den de comer.

“¡Gente de Shanghái, nadie se preocupa por nosotros [así que por favor] cuídennos [y] denuncien esto! Ayúdenme a denunciar esto: Soy un trabajador; ¡voy a morir de hambre!”, dijo, según The Guardian.

Algunos contactos cercanos que dieron negativo se quejaron de haber sido trasladados a campos de cuarentena en la vecina provincia de Anhui, a casi 250 millas de su casa.

“La policía nos dijo que había demasiados casos positivos en nuestro recinto y que, si seguíamos viviendo aquí, todos nos infectaríamos”, dijo una residente conocida sólo como Lucy, según News Limited. “No teníamos otra opción”.

Otros pacientes criticaron anteriormente las escuelas, los bloques de apartamentos y otros centros de cuarentena convertidos por estar hacinados y ser insalubres.

Las fotos compartidas en Internet parecen mostrar a adultos mayores en sillas de ruedas, con mascarillas y equipos de protección. Llegan en autobús al exterior de un centro de cuarentena. Otras imágenes muestran a bebés o seres queridos de más de 90 años transportados a hospitales improvisados en la oscuridad de la noche.

Los expertos sanitarios chinos instaron a los funcionarios del PCCh a explicar con precisión cómo se define la transmisión cero fuera de las zonas en cuarentena.

El epidemiólogo jefe del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China, Wu Zunyou, indicó que la transmisión cero podría significar que no hay casos “libremente activos” en la población general.

También se ha acusado a las autoridades de no registrar los casos mortales del virus PCCh en el recuento de muertes. Como resultado, al menos una familia de Shanghái en duelo afirma que su ser querido murió a causa de la enfermedad. Aun así, las autoridades no añadieron el caso a las estadísticas oficiales, lo que plantea dudas sobre la exactitud de los datos oficiales.

La tensión hierve incluso dentro de las filas del PCCh. El viceprimer ministro Sun Chunlan visitó anteriormente Shanghái para criticar a las autoridades locales por “mentir” y crear el caos en la prevención de la enfermedad.

El representante del Congreso Popular del Distrito de Minhang, Yang Hai, instó por separado a todos a boicotear los métodos de análisis de ácido nucleico en nombre de los voluntarios de la comunidad.

El ex secretario del comité del partido de la Fábrica Aeroespacial afirmó que los residentes de Pingyang Liucun se sometieron a 13 pruebas de ácido nucleico y a nueve pruebas rápidas de antígeno desde el 13 de marzo. Sin embargo, el número de infecciones sigue aumentando a la par que el número de pacientes sometidos a las pruebas, lo que lleva a Yang a sospechar de una posible infección cruzada por la frecuencia de las pruebas.

También se quejó de las actualizaciones “opacas e inexactas” una vez finalizadas las pruebas y de la falta de evacuación rápida de los pacientes infectados. También le preocupaba la falta de desinfección de grado hospitalario.

Aunque estas preocupaciones se transmitieron a todos los niveles del gobierno, nadie tomó medidas decisivas, según el sitio web Secret China.

Describió el tratamiento como un torbellino de “avances voluntariosos, obstinados, aplastantes, desesperados y forzados”.

Los medios de comunicación estatales también han criticado la respuesta de los dirigentes chinos a la pandemia. Por ejemplo, Shangguan News instó a los funcionarios de todos los niveles de Shanghái a presentar sus preocupaciones y ayudar a “resolver los problemas” de la gente. El medio publicó el mensaje con el titular de que no hay razón para que los líderes “se retrasen o esquiven”.

Operación relámpago de pruebas

En el sur de Shanghái, los residentes de Ningbo han recibido la orden de presentar un resultado negativo en la prueba del COVID-19 cada 48 horas. De lo contrario, se les prohibirá utilizar el transporte público o entrar en lugares públicos.

Las autoridades de Beijing han impuesto pruebas frecuentes a más de 20 millones de residentes en al menos 12 distritos. Los centros comerciales, restaurantes, lugares de ocio, escuelas y bibliotecas permanecen cerrados.

Las autoridades afirman que las pruebas periódicas acelerarán el proceso de diagnóstico y cuarentena. Esto promete minimizar la necesidad de confinamientos generalizados en el futuro.

Los altavoces reproducen con frecuencia recordatorios en bucle de que los residentes de Beijing deben someterse a las pruebas en un gran complejo de Chaoyang y en otros lugares. Los centros de trabajo y otros lugares también exigen que todos presenten un resultado negativo reciente antes de entrar.

Shanghái ha realizado más de 63 millones de pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) y 126 millones de pruebas rápidas de antígenos. Las autoridades de la ciudad prometieron llevar a cabo controles diarios y construir miles de puestos permanentes de pruebas de PCR.

La China continental informó de casi 370 infecciones sintomáticas y 5.647 casos asintomáticos. El 74% de los casos sintomáticos y el 95,5% de los asintomáticos se encuentran en Shanghái.

Las autoridades atribuyen el aumento de las infecciones a la baja tasa de vacunación entre los ancianos del país. En Shanghái, el 62% de los residentes mayores de 60 años están completamente vacunados, y sólo el 15% de los mayores de 80 años han recibido las dos vacunas. La edad media de fallecimiento es de 84 años, según Bloomberg.

Hu Xijin, antigua personalidad de los medios de comunicación estatales, afirmó que un anciano recientemente diagnosticado erróneamente como muerto no tenía “nada que ver” con el virus del PCCh, la negligencia o la irresponsabilidad. Por el contrario, el centro de atención a la tercera edad responsable descuidó gravemente su deber de atención a los residentes, y este fallo casi provocó la muerte real.

La economía se resiente

Las restricciones también han afectado gravemente a la economía nacional. El crecimiento de las exportaciones es el más débil en casi dos años, y la moneda renminbi se desplomó frente al dólar estadounidense hasta los niveles más bajos vistos en casi 19 meses.

La Asociación China de Fabricantes de Automóviles reveló que las ventas de vehículos se redujeron un 48% interanual debido al cierre de fábricas y a la caída de la demanda de los consumidores. Se espera que el Banco Popular de China aumente las medidas de apoyo económico.

El gobierno municipal de Shanghái defendió su tolerancia cero con los enfermos. También afirmó que cada distrito es responsable de aumentar las restricciones contra la pandemia según las circunstancias locales.

“[Debemos] insistir en la regulación del flujo y el control del movimiento de personas”, dijo un representante según Reuters.

En marzo, el desempleo nacional fue del 5,8%, lo que representa el nivel más alto desde mayo de 2020. Más de 30 grandes ciudades han registrado una tasa de desempleo récord del 6%.

El primer ministro del Consejo de Estado, Li Keqiang, y otros políticos de alto rango prometieron apoyar al mayor número posible de empleadores para evitar más pérdidas de empleo relacionadas con la pandemia.

“Deja de preguntarme por qué”

Algunos trabajadores de primera línea chinos se han enfrentado a crecientes críticas por explicar inadecuadamente cómo los sospechosos supuestamente rompieron los llamados límites de movimiento.

Un vídeo compartido en las redes sociales muestra a la policía con trajes de materiales peligrosos. Los agentes ordenaron a los residentes la cuarentena después de que un vecino se infectara. Otros distritos ordenan a los residentes que vuelvan a sus casas a pesar de que anteriormente les permitían salir a pasear o ir de compras debido a la disminución del número de infectados. Se espera que estas medidas se mantengan durante la mayor parte del mes.

“Esto es para que podamos eliminar a fondo cualquier caso positivo”, dijo uno de los funcionarios.

Sin embargo, cuando algunos residentes empezaron a cuestionar la dirección de la policía, los agentes se negaron a explicar por qué era necesario el aislamiento.

“Dejen de preguntarme por qué, no hay un por qué [y] tenemos que cumplir las directrices nacionales”, dijo el agente.

Otro vídeo muestra a los guardias de seguridad con trajes para materiales peligrosos. No lograron detener a decenas de trabajadores que intentaban huir de Apple Incorporated y del proveedor de Tesla, Quanta. El grupo teme ser transportado a centros de cuarentena porque un compañero dio positivo. Estos centros están infamemente equipados con pocas duchas y carecen de las necesidades básicas.

En otras grabaciones parece que un agente de policía abre por la fuerza una puerta cerrada porque el residente se niega a permitir su entrada. Otra grabación muestra a los funcionarios discutiendo con una mujer que se niega a dejarles rociar desinfectante en su casa. La mujer ya había dado negativo en las pruebas del virus PCCh.

El profesor de la Universidad de Ciencias Políticas y Derecho de China Oriental, Tong Zhiwei, cree que entrar en la propiedad privada y desinfectar las casas por la fuerza es ilegal incluso en la China continental.

Las autoridades han censurado y bloqueado tanto a Tong como al abogado financiero Liu Dali en la red social china Weibo.

Un grupo de residentes de Shanghái cuestiona enérgicamente la legalidad de las tácticas extremas de la policía y los agentes de seguridad.

“Ni una sola vez he oído que si en un recinto o en un bloque o edificio residencial hay un solo caso confirmado, se necesiten medidas de línea dura de encerrar a la gente como si fueran delincuentes”, dijo un residente anónimo a la agencia de noticias.

Otros siguen preocupados por la falta de alimentos y otros artículos de primera necesidad en el distrito de Changping de Beijing.

“Ya he estado trabajando desde casa, pero me preocupa quedarme sin suministros diarios”, dijo un joven de 28 años conocido sólo como Wang.

Dan Dan, propietario de una tienda de fideos con sede en Shanghái, calificó de brutales las duras restricciones del PCCh.

Acabamos de recibir el aviso de que nuestro complejo permanecerá “en silencio” durante los próximos tres días, lo que significa que no habrá entregas; todo el mundo está encerrado”, dijo en Twitter.

“La crueldad sancionada por el Estado es asombrosa, encierran a todo el mundo durante meses y luego le niegan incluso las necesidades básicas: la política y el COVID cero se imponen a todo, incluso al hambre”, añadió.

Estas declaraciones contrastan fuertemente con las promesas del PCCh de reabrir en breve el París del Este.

Críticas internacionales

La Organización Mundial de la Salud (OMS) criticó duramente el prolongado confinamiento del PCCh que comenzó a finales de marzo.

“Cuando hablamos de la estrategia de cero-COVID no creemos que sea sostenible teniendo en cuenta el comportamiento del virus ahora y lo que anticipamos en el futuro, especialmente cuando tenemos ahora un buen conocimiento [y] comprensión del virus”, dijo el director general Tedros Adhanom Ghebreyesus en un comunicado.

“Hemos discutido esta cuestión con expertos chinos y hemos indicado que el enfoque no será sostenible”, añadió.

Ghebreyesus predice que Beijing tendrá que volver a abrirse al resto del mundo y aprender a vivir con el virus.

“Teniendo en cuenta el comportamiento del virus, creo que un cambio será muy importante”, dijo.

“El virus está evolucionando, cambiando sus comportamientos, volviéndose más transmisible y con ese cambio de comportamiento, cambiar sus medidas será muy importante… [y] transitar hacia otra estrategia será muy importante”.

La directora técnica de COVID-19 de la OMS, Maria Van Kerkhove, duda de que la política de cero COVID del PCCh vaya a contener el virus en constante mutación.

“Desde el punto de vista de China, esta política dinámica de cero o dinámica COVID que están siguiendo es su intento de tratar de controlar la transmisión del COVID-19”, dijo en el mismo comunicado.

“A medida que este virus evoluciona, las últimas variantes que tenemos, las variantes Ómicron y todos los sub linajes son más transmisibles que la última variante que está circulando, y … habrá más variantes de SARS-CoV-2 porque el virus está circulando a un nivel tan intenso”, añadió.

Kerkhove subrayó que el PCCh nunca podrá encontrar a todos los individuos infectados y evitar completamente la propagación de la enfermedad.

“Nuestro objetivo a nivel mundial no es encontrar todos los casos y detener todas las transmisiones; realmente no es posible en este momento”, dijo.

Cree que el régimen chino debería centrarse más en reducir la posibilidad de “enfermedad grave”. Las estrategias recomendadas incluyen la vacunación, la atención clínica temprana, la mejora del acceso a la atención sanitaria y la formación de médicos y enfermeras en la prevención y el control “adecuados” de la infección.

“Podemos reducir la morbilidad y la mortalidad, así como las consecuencias a largo plazo del COVID-19”, dijo.

“Lo que tenemos que hacer es reducir la transmisión porque el virus está circulando a un nivel muy intenso”, añadió.

Su compañero de trabajo, Mike Ryan, está totalmente de acuerdo con sus colegas. El director ejecutivo del programa de emergencias sanitarias cree que el plan de cero COVID del PCCh no logrará su objetivo e incluso provocará un sufrimiento generalizado.

“Uno de nuestros problemas, si nos remontamos al principio de esta pandemia, fue la falta de agilidad en muchos lugares, que provocó muchos daños”, dijo.

“Estoy totalmente de acuerdo con el Dr. Tedros en que se necesita una política dinámica y ajustable, ágil”.

Un liderazgo “inquebrantable”

Xi Jinping advirtió últimamente que habrá consecuencias nefastas para quienes critiquen las duras restricciones contra la pandemia.

El máximo dirigente chino insistió en adherirse “inquebrantablemente” a su política “dinámica” de “cero-COVID”. También prometió “luchar decididamente” contra cualquier funcionario o votante que supuestamente tergiverse, cuestione o refute las medidas de prevención de la enfermedad.

El comité permanente del politburó confirmó que la negativa de Xi a dar marcha atrás refleja fielmente la “naturaleza y misión” del PCCh. Según la CNN, se promete una política estricta del partido para resistir la “prueba de la historia” a través de la ciencia y el rendimiento.

El comité declaró recientemente la victoria en la batalla para “defender” la ciudad de Wuhan, que se cree que es el origen de la pandemia. Los miembros esperan que la enfermedad sea derrotada también en Shanghái.

Los miembros del PCCh han recibido la orden de familiarizarse con la política del partido, especialmente con la que rige la respuesta a la pandemia. Esto ayudará a superar “el desprecio, la indiferencia y el fariseísmo” en su pensamiento.

“Lucha de caminos” en el partido

Los analistas sospechan que los comentarios se dirigen a la oposición generalizada del PCCh a la política de cero COVID.

“Este lenguaje debe leerse como una crítica directa a los líderes locales no especificados del PCCh que han cuestionado las políticas del centro, o que no han tenido suficiente éxito en su aplicación”, dijo el director del China Media Project, David Bandurski, en un comunicado.

“Es difícil no oír en esta frase sobre la ‘autojusticia’ la condena de los líderes de Shanghái, en particular”, añadió.

El analista político de Beijing Wu Qiang reconoce una “lucha de caminos” interna en las filas del PCCh.

“En primer lugar, se trata de una lucha sobre si debe optar por el ‘cero-COVID dinámico’ o por un enfoque más flexible para luchar contra el COVID y, en segundo lugar, también es una lucha sobre si hacer del control del COVID o del crecimiento económico la prioridad”, dijo, según la CNN.

“El COVID cero se ha convertido en una política incuestionable e indiscutible que está estrechamente ligada a su autoridad política y, por tanto, no habrá flexibilidad a la hora de aplicarlo”, añadió.

Richard Szabo –Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.