A unos 600 metros debajo del agua, un grupo de científicos realizó el hallazgo del camino a la Atlántida.

Un grupo de científicos del Ocean Exploration Trust encontró, a 600 metros de profundidad del océano Pacífico, una antigua superficie pavimentada que relacionaron con la Atlántida, según lo informaron diversos medios de comunicación.

La mítica ciudad perdida en la historia se remonta a los escritos filosóficos de Platón. Según la descripción, era una potencia militar que terminó en el fondo del mar por una catástrofe.

Por muchos años, esta ciudad se consideró una metáfora de Platón para dar a entender sus ideas. Sin embargo, en el siglo XIX, varios investigadores notaron que en los escritos se hablaba de una historia verdadera. Esto los llevó a plantearse la posibilidad de encontrarla.

Se encuentra en Hawái

Tras el increíble hallazgo, varios expertos del equipo señalaron que la sorprendente “carretera” se trata de formaciones rocosas producidas por la actividad volcánica submarina, al norte de las islas de Hawái.

De hecho, desde el pasado mes de marzo, oceanógrafos a bordo del buque EV Nautilus se han dedicado a investigar el origen de miles de montes submarinos para entender cómo se formaron las islas de Hawái.

Así que, el proyecto, financiado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, realiza búsquedas con un brazo robótico con el que puede analizar las formaciones geológicas y recoger rocas en la profundidad del mar.

Aunque estaban dispuestos a encontrarse con infinidad de criaturas y tesoros marítimos, nunca se imaginaron que verían la antigua superficie pavimentada.

Incluso uno de los científicos gritó: “¡Es el camino a la Atlántida!”, mientras otro lo encontró parecido “al camino de ladrillos amarillos” de la novela infantil ‘El maravilloso mago de Oz’.

Según la descripción del video que publicaron en el canal oficial de la investigación. Los oceanógrafos le encontraron una rápida explicación.
 
La formación rocosa es “un ejemplo de geología volcánica activa antigua. En la cima del monte submarino Nutka, el equipo detectó una formación de ‘lecho de lago seco’, ahora identificado como un flujo fracturado de roca de hialoclastita, un tipo de roca volcánica que se forma en erupciones de alta energía donde muchos fragmentos se asientan en el lecho marino”, afirmaron.
 
Además del increíble camino, el Nautilus ha encontrado diferentes criaturas marinas bastante extrañas.
 
De hecho, en marzo lanzaron un video de un pez con “dientes” colgando de unas rocas a más de 1.000 metros de profundidad.

Emery Barreto – miamidiario.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.