Mientras que las escuelas en China permanecieron cerradas debido al virus Wuhan a principios de marzo de 2020, el PCCh lanzó una campaña nacional para obligar a los jóvenes a unirse a sus organizaciones afiliadas (los jóvenes pioneros y la liga de la juventud comunista) a través de «DingTalk», la aplicación móvil más grande que los estudiantes chinos utilizan para estudiar en casa. Fue desarrollada por el Grupo Alibaba en China y tiene más de 100 millones de usuarios.

Además de verse obligados a unirse a la liga juvenil del PCCh, los estudiantes de primaria también deben asistir a clases políticas semanales, ver las ceremonias de izamiento de la bandera del PCCh, tomar y subir fotos de ellos saludando a la bandera roja y escribir informes de pensamiento semanales.

Los estudiantes de secundaria deben «estudiar» la gloriosa historia del PCCh, ver sus noticias de lavado de cerebro todos los días y luego tomar exámenes. Todas sus respuestas y el historial de navegación se registran en el servidor de fondo. Algunas escuelas usan esos datos para evaluar las calificaciones de «los estudiantes con honores».

Medidas coercitivas

Así es como el PCCh obliga a los jóvenes a unirse a sus organizaciones:

Primero, se requiere que los padres elijan que su hijo se una a los jóvenes pioneros o la liga de la juventud comunista. Deben completar los detalles de su hijo, incluyendo nombre, número de identificación, origen étnico, número de teléfono celular, etc.

Se debe enviar una captura de pantalla de la presentación al maestro principal del estudiante. Si eso no sucede, el maestro sigue recordándoles a los padres, diciéndoles que la captura de pantalla es «obligatoria».

Algunos maestros revelaron que las órdenes para hacer esto vinieron del distrito escolar y la oficina de educación, que transmitían las órdenes de los funcionarios de mayor rango del PCCh.

«Mis hijos no quieren participar»

Muchos maestros y padres estaban disgustados por lo que estaban obligados a hacer.

Un padre en el condado de Jingjin, provincia de Hebei, se quejó: «En el primer párrafo dice: «Si está dispuesto a participar». Mis hijos no quieren participar. Dejaré de usar el software en el teléfono».

Pero el personal de soporte técnico de «DingTalk» les dijo a los padres que si sus hijos no se unían, se los consideraría anti-China y anti-Partido, lo que significaría que los estudiantes podrían verse privados de oportunidades para asistir a la universidad, unirse al ejercito, encontrar trabajo o incluso casarse.

El padre argumentó: «No tiene nada que ver con ser ‘anti-China’ o ‘anti-Partido’. Es solo una cuestión de si usamos el software o no. Si obligan a los padres a instar a sus hijos a unirse (a las organizaciones del PCCh), eso hará que los padres estén realmente resentidos”.

«Este es mi trabajo», respondió el personal de soporte técnico.

«Tampoco quiero que mis alumnos se unan»

Después de ser forzada a unirse al PCCh, una alumna de la escuela primaria emitió una declaración de que estaba renunciando y decía: «Después de comenzar a estudiar en línea, mi maestra me obligó a unirme a los jóvenes pioneros en mi teléfono móvil. Mi madre me ayudó a llenar los detalles, incluidos mi nombre, número de teléfono, identificación, etc. Nunca quise unirme a los jóvenes pioneros, y quiero declarar que ahora renuncio a la organización. Firmado: Xiaole».

Un maestro de escuela primaria («Qiu») del mismo condado dijo: «El director nos ha instado reiteradamente a que nos aseguremos de que todos los alumnos de nuestra clase se hayan unido a los jóvenes pioneros para que podamos completar el ‘proyecto de inicio’. Es lo mismo para todo el distrito escolar. Es una orden del buró de educación».

El maestro Qiu dijo que habían denunciado a sus superiores, pero que no se hizo nada para resolver el problema.

«Los directores de nuestra escuela tienen la orden de exigir a los padres que registren a sus hijos para unirse a los jóvenes pioneros».

«Los padres y los alumnos no quieren hacer esto, y tampoco quiero que mis alumnos se unan, pero el director nos obligó a hacerlo», dijo la maestra Qiu.

Fuente : Minghui.org

Te puede interesar:  Cómo el Coronavirus reveló la verdadera naturaleza del Partido Comunista Chino

Temas: Categorías: China

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.