La Oficina Nacional de Estadísticas de China informó este viernes (17.01.2020) que el crecimiento del país  llegó al 6,1 por ciento en 2019, lo que supone su peor registro desde 1990, pero se enmarca dentro de las estimaciones del régimen, que esperaba un crecimiento del 6-6,5 por ciento. En 2018, el PIB del gigante asiático había crecido un 6,6 por ciento.

La guerra comercial con Estados Unidos, la desaceleración global y la caída del consumo interno podrían explicar las cifras, que evidencian que China continúa por la senda de la desaceleración que registra desde 2010, con la excepción de 2017, único año de la pasada década en que el ejercicio comercial chino registró un repunte.

Ning Jizhe, representante de la Oficina Nacional de Estadísticas, destacó que la economía del país mantuvo un crecimiento sostenido el pasado año. “Sin embargo, deberíamos saber que la economía mundial y el crecimiento del comercio se están ralentizando”, advirtió. La aparición de múltiples focos de inestabilidad y riesgo hacen que la economía se enfrente a una “creciente desaceleración”, agregó.

Otras cifras

En el último trimestre del año pasado, el PIB chino se elevó en un 6 por ciento interanual, mientras que en los tres anteriores lo había hecho en un 6,4 por ciento, 6,2 por ciento y 6 por ciento, respectivamente. En términos nominales, la riqueza total de China ascendió el año pasado a 99,09 billones de yuanes (14,41 billones de dólares), lo que supone un incremento del 7,8 por ciento.

También se hicieron públicos otros datos como las ventas minoristas, que aumentaron en China un 8 por ciento el año pasado (por debajo del 9 por ciento de 2018), la producción industrial se incrementó un 5,7 por ciento (frente al 6,2 por ciento del año anterior), o la inversión en activos fijos, que se elevó un 5,4 por ciento durante 2019.

Fuente: DW

Te puede interesar: Cuando un gobierno comete crímenes de lesa humanidad…

videoinfo__video2.bles.com||81a91ef5c__

Ad will display in 09 seconds