Redacción BLes- El gigante asiático se enfrenta a la peor crisis energética agravada por la sequía, los niveles de agua en el río Yangtze han bajado, reduciendo la cantidad de electricidad producida en las centrales hidroeléctricas.

La temperatura de las ciudades alrededor del Yangtze superó los 40 grados Celsius (104 grados Fahrenheit) y la creciente demanda de aire acondicionado aumentó la presión sobre la red eléctrica.

El Partido Comunista Chino (PCCh) reconoció recientemente que Sichuan se enfrenta al “momento más severo y extremo” en relación con el suministro de energía.

 Los centros comerciales y deportivos tuvieron que reducir el consumo y se restringieron las actividades nocturnas.

En la ciudad de Chongqing, el régimen chino emitió la orden de suspender la actividad de las fábricas durante siete días para ahorrar electricidad. Luego le siguió la provincia de Sichuan, un lugar clave para la industria de semiconductores, paneles solares y extracción de litio.

El viceprimer ministro, Han Zheng, visitó la corporación estatal de energía eléctrica de China, el 17 de agosto, para calmar el descontento generalizado en la sociedad, en un discurso enfatizó la importancia de garantizar el suministro de energía a los hogares, por sobre las actividades comerciales e industriales, lo que incrementará aún más la crítica situación económica que atraviesa el país asiático.

Las industrias en Sichuan interrumpirán su producción desde las 00:00 horas del 15 de agosto hasta las 24:00 horas del 20 de agosto de 2022.

Además, Jiangsu, Zhejiang, Anhui y otras provincias industriales también experimentaron cortes de energía.

Las industrias paralizadas por la falta de energía eléctrica tienen un impacto directo en el PBI

Las provincias de Sichuan, Yunnan y siete provincias y ciudades en los tramos medio e inferior del río Yangtze utilizan energía hidroeléctrica y actualmente están agobiadas por la escasez de energía eléctrica. Además, estás ciudades industriales representan alrededor del 42% del valor agregado del territorio.

El impacto en la economía generado por los cortes de energía es alto. En 2021, el valor agregado de las mencionadas ciudades industriales representó el 39% del PIB (producto bruto interno), por lo que, el porcentual negativo de los días sin actividad industrial sería de 0,13%.

Considerando que Sichuan provee de energía eléctrica a varias provincias vecinas, y que utiliza el 78 % de la capacidad instalada, con una potencia de kW de 10 millones, es posible que los cortes de energía sean a diario afectando directamente el PBI.

Por ejemplo, un representante de la empresa Toyota dijo a AFP que tuvo que detener la producción en la planta en la capital de Sichuan, Chengdu, por órdenes de funcionarios del PCCh.

El fabricante de baterías para vehículos eléctricos más grande del mundo, Contemporary Amperex Technology, también detuvo la producción en la ciudad de Yibin.

En 19 de las 21 ciudades de la provincia de Sichuan, el PCCh ordenó suspender la producción industrial hasta el 20 de agosto.

Las grandes importaciones de carbón no evitaron los cortes de energía

El PCCh había realizado una previsión para erradicar los cortes de energía, luego de atravesar el 2021 suspendiendo la actividad industrial por la reducción de la energía. Por esta razón, el régimen chino manifestó que importaría carbón en grandes cantidades para 2022. 

Las importaciones de carbón en julio aumentaron un 24% en relación con junio. El objetivo de  evitar racionar la energía este año y no afectar el desarrollo industrial, al parecer, no funcionó.

Además, para garantizar el suministro de energía, el PCCh puso en funcionamiento 10 nuevas plantas de carbón entre enero y abril.

A pesar de que una cantidad cada vez mayor de carbón se almacena en las centrales eléctricas de carbón. Los datos publicados por la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, el 14 de julio, muestran que las centrales eléctricas de carbón de China tienen 170 millones de toneladas de carbón almacenadas, 60 millones de toneladas más que el año pasado. Pero esa cantidad solo podría funcionar para 26 días de energía.

La sequía en toda la cuenca del río Yangtze está afectando negativamente la economía

Al parecer, el calor y la intensa sequía no solo creó una crisis energética, sino que también repercutió en otros sectores de la economía.

La sequía está afectando gravemente el desarrollo de la agricultura y la ganadería. El agua potable para la población rural y el ganado, se ha reducido, dijo el Ministerio de Recursos Hídricos en un comunicado.

En ese contexto, el PCCh para obtener agua y energía, envió aviones para disparar el yoduro de plata químico a las nubes en la provincia de Hubei. 

Otras regiones en el Yangtze también intentan hacer que llueva con la “siembra de nubes”, pero como la capa de nubes es muy delgada, no ha llovido ni una gota de agua.

La presa de las Tres Gargantas, tampoco logró evitar las consecuencias de la sequía y el PCCh dijo que descargaría 500 millones de metros cúbicos durante los próximos 10 días. Los flujos de agua de la presa representan la mitad del contenido del año anterior.

El calor abrasador y la sequía llevan más de 2 meses y es la más larga en la historia, de acuerdo a registros desde 1961, informó el Centro Nacional del Clima.

Aparentemente, China se encuentra en alerta roja de calor y, al menos 237 ciudades y condados en todo el país tendrán que soportar temperaturas superiores a los 40 grados centígrados, informó la Administración Meteorológica de China.

Por Romina García – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.