La compañía dijo en un comunicado que el accidente no parecía haber sido “causado por el vehículo”.

Dos personas murieron en una prueba de la marca de autos eléctricos NIO, cuando uno de sus vehículos cayó desde el tercer piso de un estacionamiento en Shanghái.

Los hechos ocurrieron el jueves y se están investigando. No obstante, la compañía dijo en un comunicado que el accidente no parecía haber sido “causado por el vehículo”. 

Los empleados que perdieron la vida eran “probadores de cabina digital”, uno de NIO y el otro de una empresa asociada. 

“Se derrumbó desde una gran altura”

La compañía señaló que el auto cayó desde el tercer piso de una estructura de estacionamiento adyacente al edificio del Puerto de Innovación de Shanghái. 

Sthephen McDonnell, corresponsal de BBC News en China, compartió un video del automóvil destruido en su cuenta de Twitter y dijo que “de alguna manera se estrelló contra un edificio y se derrumbó desde una gran altura”.

NIO Inc., fundada en el 2014, es un fabricante chino de automóviles con sede en Shanghái. Se especializa en el diseño y el desarrollo de vehículos eléctricos. Actualmente tiene puntos en Londres y Silicon Valley. Sus primeros inversores fueron los gigantes tecnológicos chinos Tencent, Baidu y Lenovo.

Fuente: El Imparcial

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.