Luego de tomar control del Poder Ejecutivo y Judicial, China anunció que pospone las elecciones legislativas en Hong Kong y suspende a los 12 principales candidatos pro-autonomía. Así la ciudad autónoma termina de caer bajo el control del Partido Comunista chino.

Este viernes la Jefa de Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, aplazó por un año las elecciones legislativas previstas para el 6 de septiembre por órdenes de China y bajo la excusa de que se prevé un aumento de casos de coronavirus. 

Este aplazamiento se produce luego de que 12 candidatos pro-autonomía fueran inhabilitados de presentarse a las elecciones por parte del régimen comunista chino.

Esto significa que el 30 de septiembre de este año, el cuerpo legislativo actual deberá dejar el cargo en concordancia con la Ley Básica de Hong Kong, y hasta septiembre de 2021, en principio, será el Comité Permanente de la Asamblea Nacional Popular de China el que se encargue de las tareas legislativas en Hong Kong.

En pocas palabras, a partir de octubre de 2020 China tomará total control de las sanciones de las leyes en Hong Kong, violando total y definitivamente su autonomía y su futuro.

Estas elecciones legislativas eran claves para formalizar el descontento en Hong Kong con China. Los partidos pro-democráticos y pro-autonomía pretendían aprovechar esta ola de descontento e impulsar desde el gobierno medidas contra la Ley de Seguridad Nacional impuesta por Beijing. Las encuestas, a pesar de tener serias dificultades para pesquisar debido a la pandemia y a la presencia de las fuerzas chinas en la ciudad, daban una victoria sin precedentes de los candidatos anti-China.

En Hong Kong, la mitad de los escaños del Consejo Legislativo son elegidos por el pueblo y la otra mitad son ocupados en su mayoría por personas nombradas por “el sector industrial”, que es controlado directamente por el Partido Comunista Chino. 

De todos modos, la mayoría electa siempre fue tan abrumadora en favor de los grupo pro-democracia que China nunca había podido llevar a cabo reformas por la vía legislativa. Este habría sido una de las razones por las que el gigante comunista decidió invadir la ciudad.

Las razones dadas para suspender a los candidatos para las elecciones legislativas son la ‘percepción’ de intenciones subversivas, la oposición a la nueva Ley de Seguridad china e ‘intentar’ hacer una campaña para obtener una mayoría de bloqueo en el Consejo Legislativo de Hong Kong.

Para aplazar las elecciones, Carrie Lam tuvo que invocar una Ley de Emergencia “sin tener consideraciones políticas en la decisión

Según ella, esta fue la decisión más difícil que tuvo que tomar en los últimos 7 meses y que su único objetivo era la salud de su gente. Es la decisión más difícil que he tenido que tomar en los últimos siete meses, pero tenemos que garantizar la seguridad de la gente y que las elecciones se celebren de forma libre y justa, afirmó la jefa ejecutiva en una rueda de prensa en la que confirmó que la nueva fecha será el 5 de septiembre de 2021.

La lista de candidatos descalificados incluye a los activistas Joshua Wong y Tiffany Yuen, del disuelto Demosisto (liberal), así como al legislador titular Dennis Kwok.

Joshua Wong, candidato descalificado por China, escribió este jueves en sus redes sociales. “Claramente, Beijing muestra un total desprecio por la voluntad de los hongkoneses, pisotea el pilar de desaparecer la autonomía e intenta mantener a la legislatura de Hong Kong bajo su firme control“.
 
Por otro lado, el legislador Kwok explicó en una conferencia de prensa que el pueblo hongkones está siendo arrebatado de su libertad y sus derechos fundamentales.
 
Con estas medidas, China concreta la violación total de la autonomía de Hong Kong, que fue formalizada en 1997 y pactada entre China y el Reino Unido.

Como viene sucediendo, los únicos países que por el momento mostraron su oposición a las medidas del país comunista firmemente son EE.UU., Gran Bretaña, Australia y Taiwán.