Redacción BLes – El régimen chino desde siempre ha mantenido un fuerte control sobre el cine, la radio y la televisión, a través de su equipo de propaganda ha influido en la sociedad china.

 Este último año, ha comenzado una intensa campaña de nacionalismo chino, y  rechazó todo lo proveniente de Occidente. Al parecer, las tensas relaciones con Estados Unidos las denuncias por  violación de los derechos humanos a la comunidad uigur en Xinjiang, el contundente apoyo  a Taiwán han generado una defensiva del Partido Comunista Chino (PCCh).

Por esta razón, la Administración Nacional de Radio y Televisión del Partido Comunista Chino (NRTA) bajo la dirección del Departamento Central de Propaganda del PCCh emitió una nueva orden que prohíbe a los artistas usar nombres extranjeros o similares. 

La información se dio a conocer tras viralizarse en Weibo, el 1 de septiembre, la publicación de Wang Hailin, un famoso guionista chino.

“Yang Ying ya no puede firmar como Angelababy, y Yoko Ramu también debe tener un nombre chino”, escribió Wang Hailin en Weibo.

Los internautas estaban desconcertados con la prohibición, que obliga a las dos celebridades chinas a renunciar a su nombre, con el cual se hicieron conocidas, lograron éxito y ganaron muchos fans.  

La publicación de Wang Hailin se llenó de  comentarios, que los ciudadanos chinos se atrevieron a expresar, aún con el riesgo de que sus comentarios sean censurados y sus cuentas de Weibo sean suspendidas por el PCCh.

Un usuario de Weibo dijo: “Demasiado control”.

Otro dijo: “La libertad personal ha desaparecido por completo”.

Un tercero opinó: “Simplemente, cancela las clases de Inglés, no puedes escuchar canciones en inglés, no puedes ver películas extranjeras ni series de televisión”.

Algunos internautas se preguntaron con ironía si el PCCh también cambiaría el nombre a la agencia de noticias CCTV, por un nombre chino.

Wang Hailin explicó que esta no es una regla nueva y que desde hace 20 años, la NRTA, exige que los actores de dramas no tengan nombres en inglés. Por ejemplo, “Cindy” debe modificarse al equivalente chino “Xin Di”.

Otra influencer famosa de 27 años, Yoko Ramu, con nombre de origen japonés, recientemente, anunció en su cuenta de Weibo que su verdadero nombre era Li Jiaqi y que sería restaurado a partir de ahora.

Yoko Ramu les dijo a los internautas que si creen que su nombre es difícil de recordar, también puede llamarla por su apodo “Little Spicy”. 

 “La vida son altibajos, cada uno es protagonista de su propia vida, yo soy solo un condimento ocasional en tu mesa. Ponte una nueva meta y sé un buen sazonador”, dijo Yoko Ramu a sus fans.

Por otro lado, otras celebridades de internet como Huang Minghao tuvo que dejar atrás su nombre Justin, otro artista llamado Ren Jialun volverá de nuevo a su nombre verdadero Ren Guochao.

Aparentemente, la prohibición de usar nombres en inglés o extranjeros no se limita solo a la industria de los medios de comunicación. 

En 2021, algunos internautas señalaron que una nueva línea de tren subterráneo en Beijing cambió el nombre de la estación. En lugar de ser la “Estación XX”, ahora es “XX Zhang”, que significa estación en chino.

También cambiaron el nombre de algunos lugares, de acuerdo con los requisitos de las Regulaciones de Nombres Geográficos.

¿Nacionalismo chino o culto al régimen chino?

A lo largo de este año, el PCCh ha impuesto nuevas reglas, y prohibiciones para la industria del entretenimiento dirigidas a regular los salarios, el comportamiento y el patriotismo de las celebridades chinas.

En este sentido, la NRTA, con el fin de erradicar a los actores extranjeros de las pantallas chinas, obligó a los productores de dramas de televisión a revelar las nacionalidades de los actores.

Además, el régimen chino prohíbe la doble ciudadanía, lo que generó controversias porque muchos famosos artistas tienen una ciudadanía extranjera, por ejemplo la estrella de kung-fu nacida en Beijing, Jet Li, que es ciudadano de Singapur, Crystal Liu Yifei, es  ciudadana estadounidense aunque  nació y creció en Wuhan, y Siqin Gaowa, una actriz consagrada en Mongolia Interior, tiene también  nacionalidad suiza.

Por otro lado, el cantante Nicholas Tse decidió renunciar a su ciudadanía canadiense debido a las presiones que el PCCh ejercía sobre el joven.

Pero no es la única orden implementada por la NRTA que ha afectado a la industria del entretenimiento, también ha censurado “temas sensibles” en dramas de cine y televisión. 

Es el caso de “los dramas de amor,  no pueden ser demasiado dulces”, además prohibieron a los supuestos “malos actores” y los productores tienen prohibido  utilizar artistas de Hong Kong y Taiwán que no hayan realizado una declaración política de lealtad al PCCh.

Los influencers también se encuentran bajo escrutinio del PCCh 

La NRT, del régimen chino, también emitió regulaciones el 24 de junio, que prohíben 31 comportamientos a los presentadores en Internet.

El contenido normativo para influencers está dirigido supuestamente a incrementar los valores socialistas y proteger al país de la subversión. 

Entre algunas de las polémicas restricciones al comportamiento, se encuentran: la prohibición de pertenecer a una religión, burlarse, calumniar, insultar, ser vulgar, negar a los héroes del PCCh, la glotonería y el culto al dinero, entre otros. 

También hay reglas sobre la imagen, la vestimenta, el maquillaje, el lenguaje, los movimientos corporales y la visualización en pantalla, para poder ejercer como influencer.

Desde entonces, los actores y actrices de drama se han realizado cirugías plásticas poco saludables, también se los ve con ropa juvenil y exceso de maquillaje y según trascendidos todos estos cambios extremos tienen que ver con las nuevas órdenes emitidas por la NRTA.

Las polémicas y autoritarias medidas, sobre celebridades del entretenimiento, demuestran hasta qué punto el PCCh puede presionar a las personas, sin importar su popularidad, clase social o condición, todos deben obedecer las reglas o de lo contrario pueden ser despedidos, multados y en el peor de los casos detenidos con grave sentencias.

Por Romina García – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.