Redacción BLesUn reporte de US News cita a una fuente de inteligencia que asegura que el Partido Comunista Chino estaría preparado para reconocer al grupo terrorista de los talibanes como gobierno legítimo de Afganistán, lo que significaría un total fracaso de 20 años de guerra para estabilizar la región.

Las dos caras del PCCh

Públicamente la dictadura comunista de Beijing se ha pronunciado como defensor del gobierno afgano, que cuenta con el apoyo de Occidente. Pero el reconocimiento público del PCCh al gobierno afgano parece ser más bien parte de su estrategia para avanzar su agenda geopolítica: negociar con quien quiera que gane.

Sin embargo, recientes evaluaciones militares y de inteligencia chinas de las realidades sobre el terreno en Afganistán han llevado a los líderes del Partido Comunista Chino a prepararse para formalizar su relación con la red insurgente, según múltiples fuentes de inteligencia estadounidenses y extranjeras familiarizadas con los reportes de inteligencia china.

Qué quiere el régimen comunista chino

El régimen chino está activamente buscando llevar a cabo la construcción de la autopista Peshawar-Kabul, que conectaría Pakistán con Afganistán y convertiría a Kabul en un participante del enorme plan de infraestructuras e inversiones de China, la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

Según Derek Grossman, analista de defensa de RAND: “Beijing también está construyendo una gran carretera a través del Corredor de Wakhan -una delgada franja de territorio montañoso que conecta la provincia más occidental de China, Xinjiang, con Afganistán- y hacia Pakistán y Asia Central, complementando su actual red de carreteras a través de la región”.

Con la construcción del Corredor de Wakhan China tendría acceso al sector minero de Afganistán.

Con su reciente avance el grupo terrorista de los talibanes se apoderó de considerables franjas de ese territorio como parte de una aparente campaña para controlar los pasos fronterizos del norte de Afganistán.

El mes pasado, el portavoz de los talibanes, Suhail Shaheen, declaró en una entrevista que “China es un país amigo y lo acogemos con satisfacción para la reconstrucción y el desarrollo de Afganistán… si tienen inversiones, por supuesto que garantizaremos su seguridad”.

Según Daily Mail, el PCCh ya ha conseguido acuerdos con los talibanes para que estos no den refugio a ningún extremista islámico dedicado a la insurgencia en la provincia de Xinjiang.

No obstante, esta afirmación de que el PCCh ‘lucha’ contra lo extremistas que buscan la independencia de Xinjiang, una región donde habitan los uigures musulmanes ha sido completamente desacreditada como parte de la propaganda que utiliza el régimen chino para justificar su represión a los uigures, a quienes trata de ‘terroristas’.

A fines de diciembre de 2019, el Hindustan Times reportó que 10 espías chinos que formaban parte de una célula terrorista fueron arrestados en Kabul, Afganistán.

Los espías del PCCh tenían como objetivo llevar a cabo ataques en nombre de un ex grupo terroristas islámicos que busca independizar la región de Xinjiang para que Beijing pueda así continuar justificando su represión contra los uigures.

Sin embargo, el supuesto grupo de terroristas, el Movimiento Islámico de Turkestán Oriental, desapareció en 2003 luego de que su líder fuera asesinado en Pakistán.

Es decir, el único interés verdadero del PCCh es económico: hacerse literalmente ‘camino’ para avanzar con su proyecto de una franja, una ruta.

Le recomendamos: Se devela el OBAMAGATE | Emiten MENSAJES DE EMERGENCIA en la TV | “Biden NO DIRIGE EEUU”

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Revés para la estrategia de la administración Biden

La estrategia de Joe Biden era la de aislar a los talibanes, imponiendo sanciones para limitar su habilidad de comerciar y abastecerse al  punto de forzarlos a retomar las negociaciones de paz con el gobierno afgano.

“Si los talibanes dicen querer legitimidad internacional, estas acciones no van a conseguir la legitimidad que buscan”, dijo el viernes la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki. “Podrían optar por dedicar la misma energía a su proceso de paz que a su campaña militar. Les instamos encarecidamente a que lo hagan”.

Con el reconocimiento de un jugador fuerte en la región como el PCCh, el grupo terrorista de los talibanes tiene asegurado un aliado importante. Pero a la vez, si el régimen chino realmente establece relaciones diplomáticas con los talibanes, la estrategia de Joe Biden de aislar a Afganistán no funcionaría y significaría el fracaso de los 20 años de guerra de Estados Unidos contra los terroristas.

Los intentos de Trump y Pompeo

Durante su gestión como presidente, Donald Trump de la mano de Mike Pompeo, logró firmar un acuerdo de paz entre el gobierno afgano, Estados Unidos y los talibanes.

El acuerdo establecía la retirada de las tropas americanas de Afganistán y dejaba en manos del gobierno y los talibanes el cómo repartirse el poder para gobernar el país.

Sin embargo, los talibanes no cumplieron con su promesa del cese al fuego y la violencia en Afganistán continuó incluso después de la firma que tuvo lugar en Qatar.

Con la retirada repentina de las tropas de Estados Unidos y otros aliados, los talibanes han tomado el control de casi dos tercios del país, incluyendo la mitad de las 34 capitales provinciales.

La capital de Afganistán, Kabul, permanece bajo el control del gobierno afgano, pero con los talibanes han prometido apoderarse de ella en cuestión de semanas.

Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com