Redacción BLesLa Comisión de Revisión Económica y de Seguridad de EE.UU.-China publicó su reporte anual este miércoles 17 de noviembre donde advierte al gobierno estadounidense que el Partido Comunista Chino (PCCh) ha acumulado el suficiente armamento y tropas para invadir a Taiwán.

“El EPL [Ejército Popular de Liberación] ya ha alcanzado las capacidades necesarias para llevar a cabo un bloqueo aéreo y naval, ciberataques y ataques con misiles contra Taiwán”, asegura el informe de la Comisión.

“Es probable que los líderes del EPL consideren que tienen, o tendrán pronto, la capacidad inicial necesaria para llevar a cabo una invasión de alto riesgo de Taiwán si así lo ordenan los líderes del PCCh. Seguirán mejorando esta capacidad en los próximos años”.

El EPL tiene actualmente la capacidad de enviar por aire y agua alrededor de 25 mil tropas para invadir la isla por lo que la Comisión concluye que la presencia militar convencional de los Estados Unidos no es suficiente para disuadir al PCCh de invadir la isla.

El reporte dice que es más probable que Beijing invada Taiwán si percibe que EE.UU. “no es capaz de intervenir militarmente o no está políticamente dispuesto a hacerlo, o si interpretan que las ambigüedades de la política estadounidense significan que una agresión china oportunista contra Taiwán no provocará una respuesta decisiva de Estados Unidos”.

Además, asegura que la ambición del líder chino Xi Jinping de unificar la isla a China como parte de su ‘legado’ es mayor que su deseo de mantener la diplomacia con el gobierno estadounidense por lo que estaría dispuesto a arriesgar un ataque.

La Comisión también proyecta que el PCCh tendrá la misma capacidad nuclear y el armamento que tienen los Estados Unidos, que actualmente es el superior en todo el mundo para el 2030.

Otro aspecto de la estrategia china que el reporte señala es que, a diferencia de Estados Unidos y otras potencias occidentales que utilizan la política de disuasión nuclear, el PCCh prefiere la política de usar el poder nuclear ‘una sola vez’.

La policía de disuasión implica que potencias como Estados Unidos, construyen armas nucleares para intimidar a sus enemigos y no tener que usarlas o las usan recién después que el enemigo ataca.

Por el contrario, el PCCh está dispuesto a utilizar su armamento nuclear una ‘única vez’ para lograr sus objetivos políticos y supuestamente disuadir a los Estados Unidos y otros aliados a que no salgan en defensa de Taiwán.

Si Beijing tiene éxito en su invasión a la isla y Estados Unidos no reacciona, advierte la Comisión, el PCCh podría iniciar guerras convencionales contra todos los aliados estadounidenses en la región.

Según su sitio web, la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad Estados Unidos-China fue creada por el Congreso de los Estados Unidos en octubre de 2000 con el mandato legislativo de supervisar, investigar y presentar al Congreso un informe anual sobre las implicaciones para la seguridad nacional de las relaciones comerciales y económicas bilaterales entre los Estados Unidos y la República Popular China, y proporcionar recomendaciones al Congreso para la adopción de medidas legislativas y administrativas.

La postura ambigua de la administración Biden es un factor de riesgo

“La falta de claridad en la política de Estados Unidos podría contribuir a un fracaso de la disuasión si los líderes chinos interpretan que una agresión oportunista contra Taiwán podría no provocar una respuesta rápida o decisiva de Estados Unidos”, indica el análisis de la Comisión

Si bien el informe resalta la ambición del líder chino Xi Jinping, también subraya que la invasión no ocurrió aun justamente debido a que el PCCh teme fracasar si el ejército estadounidense interviene.

En recientes apariciones públicas, el presidente Biden declaró por primera vez que Estados Unidos “defendería” a Taiwán si era invadido por los chinos como parte de su “compromiso”, pero tal postura fue desmentida posteriormente por la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, quien indicó que nada había cambiado en la relación entre Estados Unidos y China.

Sin embargo, la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, confirmó en una reciente entrevista con la CNN que las tropas estadounidenses están entrenando a sus soldados contra una posible invasión china, una medida que enfureció al PCCh y que muestra, de nuevo, la ambigua postura del gobierno estadounidense.

El riesgo de invertir y comerciar con China

La Comisión también hizo un análisis del riesgo del comercio y la inversión en China debido a que el sistema financiero chino está completamente intervenido por el PCCh y recomendó que el Congreso supervise y legisle la actividad entre compañías e inversores americanos interesados en China.

La presidente de la comisión, Robin Cleveland, explicó que debido al control que ejerce el régimen chino en el sistema financiero, muchos inversores no pueden sacar su capital fuera de China y una gran cantidad de empresas chinas han sido identificadas como un riesgo para la seguridad nacional de los Estados Unidos por su relación con el PCCh que muchas veces las obliga a espiar y entregar datos personales de sus clientes extranjeros.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.