Redacción BLes – Cuando se acusa al régimen chino de intimidar a los países pobres con préstamos onerosos, Sri Lanka es el ejemplo más destacado.

Este 9 de julio estalló una ola de protestas en esta isla, sumida en una crisis económica y política sin precedentes.

Desde hace meses, la población padece una grave escasez de alimentos, combustible y medicamentos, y acusan al presidente Gotabaya Rajapaksa de ser el responsable.

Según varios reportes, Rajapaksa, ya anunció su renuncia. Parte de la crisis de Sri Lanka está vinculada a algunas de las colosales inversiones que agravaron su deuda exterior, un 10% de esta deuda fue contraída con el régimen chino.

En primer lugar, está el aeropuerto internacional sin tráfico. Según la revista Estrategía y Negocio, para la construcción del aeropuerto internacional Mattala Rajapaksa, Beijing le prestó al país 200 millones de dólares. Pero la terminal se utiliza tan poco que sus ingresos no bastan ni para cubrir las facturas de electricidad.

Mira el informe completo en el siguiente video

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.