Redacción BLes – Al parecer entre Elon Musk y China, existe una relación cada vez más complicada. Es cierto que Beijing siempre busca hacer negocios comerciales con empresas extranjeras, pero, como bien se sabe, hacer negocios con un régimen comunista no es para nada fácil.

En 2018, la administración de Donald Trump, endureció las exportaciones tecnológicas de Estados Unidos a China.

Como la situación se tornó complicada para Beijing, éste régimen ideó un plan para -de alguna manera- recuperar su posición en el mercado mundial, y es aquí donde ingresa Elon Musk.

Según The Wall Street Journal, Beijing reescribió una serie de normas para permitir a las empresas extranjeras, ser propietarias exclusivas de empresas automovilísticas.

Mira el informe completo en el siguiente video

Ad will display in 09 seconds

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.