Redacción BLesUna galardonada artista china, poeta y pintora independiente que ha sido perseguida, secuestrada y torturada por el Partido Comunista chino solo por persistir en su creencia espiritual, ha declarado -entre otras cosas- que no puede quedarse en silencio para proteger sus propios intereses y que la persecución ya debe terminar.

Xu Na practica Falun Dafa -también conocido como Falun Gong- desde 1995. Se trata de una disciplina espiritual de la Escuela Buda que además de ejercicios suaves que mejoran la salud mental y física, consta de una enseñanza muy profunda basada en los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia, que el régimen chino considera una amenaza.

La Sra Xu comenzó su cultivación en Falun Dafa junto a su esposo Yu Zhou, un talentoso músico y miembro de la popular banda de tres personas  “Xiao Juan and Residents in the Valley”. El Sr. Yu murió bajo custodia policial apenas diez días después de ser encarcelado en 2008, en uno de los muchos controles policiales establecidos por todo Beijing, con el fin de acabar con la disidencia antes de las Olimpiadas. Más tarde surgieron informes de que fue torturado hasta la muerte, según reportó Faluninfo.net. El artista tenía solo 42 años.

Xu sobrevivió a varios tipos de torturas en la prisión de mujeres de Beijing y logró salir viva de la prisión después de haber sido encarcelada dos veces por su fe, en 2001 y 2008.

La última encarcelación de Xu fue en 2020, cuando fue acusada por “la utilización de una organización herética para minar el cumplimiento de la ley”, una vaga disposición del código penal comúnmente utilizada para sentenciar a practicantes de Falun Gong a condenas de hasta 12 años.

El 22 de abril de 2021, el abogado de derechos humanos Sr. Liang Xiaojun, visitó a la Sra. Xu en el centro de detención del distrito de Dongcheng, según reportó el sitio web Minghui.org.

El Sr. Liang tuiteó que la Sra. Xu y otros practicantes fueron encarcelados por publicar fotos y artículos en línea para exponer la gravedad de la pandemia en China. 

La Sra. Xu dijo al abogado: “Sufrí once tipos de tortura y salí viva de la prisión. En los últimos 22 años, cuántas esposas se han separado de sus maridos y cuántas familias se han desmoronado. Y cuántos han sido torturados, heridos o golpeados hasta quedar incapacitados. [Todo su sufrimiento] fue solo por un libro [la enseñanza de Falun Gong], un DVD, un software para romper la censura de Internet en China, o una lista de nombres de personas que han sido torturadas hasta la muerte por su fe. ¿Qué tipo de gobierno es este? ¿De qué tiene miedo?”.

También compartió con el abogado: “No puedo quedarme en silencio para proteger mis propios intereses. Cualquiera en la sociedad debería tener un juicio moral sobre las cosas injustas que no están relacionadas con ellos. Ésta es la responsabilidad básica de ser persona. Si me identifico con tal gobierno (el régimen comunista chino), entonces no soy una persona decente”.

“Han pasado veinte años. [La persecución] no debería continuar más. Es hora de que termine la persecución”, agregó.

Sra. Xu Na y el difunto Sr. Yu Zhou (Minghui.org)

Al respecto, el abogado Liang tuiteó un emotivo mensaje respecto a la prevalencia de la fe y el valor, ante la fama y la fortuna de las que pudiera disfrutar Xu: 

“Como artista y escritora independiente, el conocimiento de Xu Na, su propio trágico encuentro y su accidentado destino, de hecho, le trajeron sabiduría, conciencia y coraje que se lleva profundamente en su corazón”.

“En las crueles circunstancias, ella es indiferente a la fama y la fortuna. Se subestima la fama que debería haber disfrutado y su influencia, pero el gobierno no la toma a la ligera. Mientras más la conozco, es un proceso de escuchar y aprender para mí”.

Le recomendamos: Antes de ser una “AMENAZA”, los DEMÓCRATAS le pidieron consejos económicos a Trump

Ad will display in 09 seconds

“Ojalá estuviera encarcelada en Auschwitz”

Según el sitio web Faluninfo.net, el cual registra noticias sobre Falun Gong en todo el mundo, la Sra. Xu escribió algunas memorias sobre los sombríos días en prisión, haciendo incluso un paralelismo con el campo de concentración de Auschwitz.

“Cómo desearía estar encarcelada en el campo de concentración de Auschwitz, no en una prisión china. Porque en la cámara de gas nazi, la gente puede morir rápidamente, pero en la prisión de mujeres de Beijing, es peor estar viva que muerta. Repetidamente, pasas por largas sesiones de tortura…”

Según la artista, los carceleros inventan diversas torturas, como partir y separar las piernas 180 grados y ordenar a tres presos que se sienten sobre estas y sobre la espalda de la víctima y presionen repetidamente hacia abajo. 

“El propósito de la persecución de los nazis era destruir el cuerpo de los judíos, pero el propósito de la persecución del PCCh es destruir el espíritu y la conciencia de la gente”, dijo la Sra. Xu.

Durante su encarcelamiento, Xu también fue testigo de la muerte bajo custodia de una doctora de 29 años de edad, Dong Cui, quien fue golpeada a menudo en la celda vecina de la prisión y torturada hasta la muerte el 18 de marzo de 2003. 

Muchos de sus amigos y compañeros practicantes de Falun Dafa han muerto por las torturas propinadas por el Partido Comunista chino y su familia ha quedado destruida por la persecución.

Reflexionando sobre su difunto esposo, Xu escribió: “No quería morir, pero estaba preparado para demostrar su inocencia a costa de su vida”.

Nota del editor:

(*) Falun Dafa (o Falun Gong) es una disciplina espiritual de la Escuela Buda que enseña Verdad, Benevolencia y Tolerancia como una forma de mejorar la salud y el carácter moral y alcanzar la sabiduría espiritual. Para obtener más información sobre la práctica, visite www.falundafa.org. Todos los libros, música de ejercicios, recursos e instrucciones están disponibles sin cargo.

Desde 1999, por orden del excabecilla chino Jiang Zemin, los practicantes de Falun Dafa son perseguidos y acosados sistemáticamente por los funcionarios de cada provincia china. Pero no solo eso, muchos han sido detenidos ilegalmente, obligados a trabajar a la fuerza y asesinados para abastecer el lucrativo y siniestro negocio de trasplante de órganos «a demanda». La persecución aún continúa y la disciplina sigue prohibida en China.

Más información sobre la sustracción forzada de órganos en vida: COSECHA SANGRIENTA Informe revisado sobre alegatos de extirpación de órganos a practicantes de Falun Gong en China

Celeste Caminos– BLes.com