Redacción BLes – De acuerdo a un comunicado de prensa de la fiscalía general alemana, el pasado 5 de julio, fue arrestado un hombre de 75 años sospechoso de espiar para el régimen chino.

Se trata del Dr. Klaus L., que según informó el medio estatal Estudio ARD Capital, también espiaba para el Servicio Federal de Inteligencia de Alemania (BND).

Klaus fue arrestado recién llegado de Italia, en su apartamento y la fiscalía federal lo acusa de espiar para el servicio secreto chino: Por ser agente del BND durante décadas, la fiscalía presentó cargos en su contra ante el Tribunal Regional Superior de Munich.

El detenido llevaba una doble vida, por un lado era empleado de la Fundación Hanns Seidel relacionada con la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU) y por otro lado espiaba para el BND. Ahora salió a la luz que se desempañaba como doble agente brindando información al régimen comunisa chino.

Estudio ARN Capital informó que el 23 de noviembre de 2019, los investigadores se presentaron en el domicilio de Klaus con una orden de registro mientras él y su esposa salían rumbo al aeropuerto de Munich para viajar a Macao, donde se encontrarían con sus jefes chinos.. Los agentes de investigación registraron el apartamento y el equipaje de la pareja y confiscaron computadoras y gran cantidad de soportes de datos.

Según trascendió, el detenido dice haber informado al BND cuando inicialmente los agentes comunistas se contactaron con él y también asegura que el servicio de inteligencia alemán lo animó a involucrarse con un “veamos qué quieren”. Pero después de esa ocasión no volvió a mencionar nada más sobre sus conexiones con China. 

Este primer contacto con los servicios chinos fue a mediados del 2010, en la Universidad Tongji en Shanghai, cuando estaba a punto de jubilarse.

La relación de Klaus con el BND duró más de 50 años y recibía una paga por la información que le brindaba al servicio de inteligencia. Tenía relación con altos cargos del BND y la información que brindaba era de mucha utilidad.

Su trabajo desde 1980 para la Fundación Hanns Seidel, le permitió viajar oficialmente a distintos países como conferencista o con otras tareas, lo que le permitió vincularse con personas importantes y de interés para el BND.

Luego de jubilarse, Klaus se convirtió en director de un “Instituto de Estudios Transnacionales” que se dice se fundó para él. Al instituto lo manejaba desde su casa y también desde una propiedad en Tirol del Sur, que contaba con sala de seminarios.

Si bien el BND no quiere hablar al respecto, en los eventos con oradores internacionales, la agencia estatal siempre estaba presente y tenía contacto con los oradores invitados.

Volviendo a su trabajo con los chinos, estos se ocuparon de equiparlo con tecnología que le permitía enviar información encriptada. Se cree que la información que entregó al régimen chino era controvertida y de mucho valor.

También le recomendamos: “Copiar y robar” | Experto chino revela las ‘ESTRATEGIAS’ del RÉGIMEN CHINO para ‘dominar al mundo’

Ad will display in 09 seconds

También parece que la intención de la inteligencia china era colocar a Klaus en el Congreso Mundial Uigur, con sede en Munich, pero que el doble agente no aceptó.

Los investigadores alemanes creen que Klaus debe estar bajo custodia permanente debido a que se podría fugar.

Este no es un caso aislado, se sabe que china suele tener agentes infiltrados en todo el mundo, no podemos olvidarnos de Thomas Zimmerman -un asistente especial del personal de la Agencia de Seguridad Nacional de Biden- que sirvió como becario visitante en una agencia del PCCh que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) describió como un grupo de reclutamiento de espías chinos en el extranjero.

Sebastian Arcusin – BLes.com