Redacción BLesLa nueva función de la firma Apple, diseñada para brindar a los usuarios más privacidad cuando navegan por la web, no estará disponible en China, uno de los mercados más importantes del fabricante de iPhone, debido a los reclamos del régimen que pretende continuar imponiendo sus estrictos controles en el uso de internet de sus ciudadanos.

Apple anunció recientemente el lanzamiento de sus nuevos servicios iCloud + en la Conferencia Mundial de Desarrolladores (WWDC). La función, denominada “Retransmisión privada”, permite a los usuarios esconder su actividad de navegación e identidad de forma similar a una red privada virtual, pero esta nueva función no será ofrecida en China debido a las leyes que rigen bajo la dictadura comunista, reportó la cadena CNBC.

Con la nueva función de retransmisión privada, cuando los usuarios navegan por Internet utilizando el navegador Safari de Apple, sus datos se envían a través de dos servidores separados para enmascarar la identidad del usuario y los sitios que están navegando. Según lo informado por la compañía, esto significa que incluso Apple o el ISP del usuario no podrán acceder a sus datos de navegación.

Esto funciona de manera similar a una Red Privada Virtual, más conocida como VPN por sus siglas en inglés, donde los usuarios pueden enrutar su tráfico de Internet a través de un servidor ubicado en otro lugar del mundo para enmascarar su identidad y actividad de navegación.

El reconocido “Gran Cortafuegos” de China permite a las autoridades bloquear el acceso a sitios web dentro de China, incluidos Google y Facebook, pero muchos usuarios chinos utilizan VPN para evadir estas restricciones. 

En China, continúa siendo ilegal utilizar VPN no autorizadas por el régimen para acceder a sitios web bloqueados y, si bien la retransmisión privada de Apple no es una VPN, funciona de manera similar. 

Un portavoz de Apple le confirmó la noticia a CNBC que Private Relay no estará disponible ni en China ni en otros países como Arabia Saudita, Egipto, Bielorrusia y Uganda. Apple declaró que la función no se puede ofrecer en estos países debido a las leyes locales.

Le recomendamos: Por qué los MEDIOS AHORA hablan sobre el LABORATORIO CHINO

Ad will display in 09 seconds

En 2017, Apple y Amazon ya había eliminado varios servicios VPN de su tienda de aplicaciones virtual en China con el objetivo de cumplir con las normativas locales a pesar de constituir una violación a los derechos y las libertades de los ciudadanos chinos.

Los VPN eliminados en ese entonces eran la única forma de que millones de ciudadanos chinos tuvieran acceso a información y contacto con lo que sucedía fuera del país comunista. 

La medida recientemente anunciada es la última concesión que Apple ha hecho para ofrecer sus servicios en China, un mercado que según Reuters representa casi el 15 por ciento de la totalidad de sus ingresos.

Apple además ha estado recientemente en el centro de las críticas tras ser acusado de producir sus productos con materias primas provenientes de campos de trabajo forzado de la zona de Xinjiang, donde persiguen, encarcelan y explotan a millones de de musulmanes uigures.

Un informe difundido el año pasado reveló que alrededor de 82 marcas mundiales, entre las cuales se encuentra Apple, se estarían aprovechando de la esclavitud sobre la minoría musulmana.

En septiembre de 2020 la Cámara de Representantes de EE. UU. aprobó el proyecto de ley contra el trabajo forzado uigur. Entre otras cosas, el proyecto prevé que los bienes fabricados o producidos en Xinjiang no puedan ingresar a la Unión Americana a menos que no estén vinculados con mano de obra de convictos, trabajo forzado o por contrato bajo sanciones penales.

A partir de ese momento Apple comenzó a mover hilos contratando cabilderos para suavizar el proyecto, reveló The Washington Post gracias al testimonio de dos miembros del personal del Congreso familiarizados con el asunto.

Andrés Vacca – BLes.com