Redacción BLes – En medio de los crecientes temores de que China aproveche las distracciones de occidente por el conflicto Rusia- Ucrania para intentar una invasión a la isla, Estados Unidos envió el martes (1 de marzo) una comitiva que se reunirá con la presidenta Tsai Ing-wen. El régimen chino calificó esta visita como ‘inútil’, según indicó Taiwán News.

Una delegación de ex altos funcionarios de defensa y seguridad de EE. UU., encabezada por Mike Mullen, expresidente del Estado Mayor Conjunto llegó el martes (1 de marzo) a Taipéi en medio de los crecientes temores de que China aproveche las distracciones de occidente por el conflicto Rusia- Ucrania para intentar una invasión a la isla, informó la Agencia Central de Noticias (CNA) de Taiwán.

Mullen, un almirante retirado de la Marina que se desempeñó como el principal oficial militar de EE. UU. bajo los expresidentes George W. Bush y Barack Obama, viajó acompañado por Meghan O’Sullivan, ex asesora adjunta de seguridad nacional en la era Bush, y Michele Flournoy, exsubsecretaria de defensa bajo Obama.

El primer ministro de Taiwán celebró el viaje diciendo: “El hecho de que el presidente Biden envíe esta delegación de alto nivel a Taiwán en este momento de grandes cambios en el mundo demuestra la importancia de los lazos entre Estados Unidos y Taiwán y el estatus de este país, así como el hecho de que Estados Unidos valora mucho la paz regional”.

Mientras que Wang Wenbin, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, calificó de “inútil” el hecho de que EE. UU. “envíe a alguien para mostrar el llamado apoyo a Taiwán”.

El martes, durante una rueda de prensa, el portavoz del régimen dijo que EE. UU. debería “detener todas las formas de interacción oficial con Taiwán, y manejar los asuntos relacionados con Taiwán de una manera prudente para no socavar aún más los intereses más amplios de las relaciones bilaterales y la paz y la estabilidad a través del Estrecho de Taiwán”.

Además, instó a EE. UU. a cumplir con el principio de “una China” y los Tres Comunicados y detener cualquier forma de intercambio oficial con la isla. 

China considera a Taiwán como el tema más sensible e importante en sus lazos con Estados Unidos. El Partido Comunista chino (PCCh) reclama la isla gobernada democráticamente como propia y ha prometido unificarla y ponerla bajo el control chino por la fuerza.

Si bien los funcionarios de Taiwán consideran que el riesgo de que el régimen chino lance un ataque inminente en el estrecho es bajo, los aviones militares chinos continúan invadiendo el espacio aéreo alrededor de la isla. 

Respecto de la guerra a gran escala desatada el 24 de febrero en Ucrania, la presidenta Tsai Ing-wen dijo: “Quiero enfatizar que la situación en Ucrania y en el Estrecho de Taiwán son fundamentalmente diferentes, no solo por la barrera natural del Estrecho de Taiwán, sino también por el estado geopolítico y estratégico de Taiwán”.

No obstante, el Ministerio de Defensa Nacional de Taiwán declaró que las tres fuerzas armadas del país están en alerta máxima, monitoreando de cerca lo que sucede en el Estrecho de Taiwán, además aseguró que el Ejército de Taiwán hará los mejores preparativos para salvaguardar la seguridad nacional.

El 24 de febrero, el día en que Rusia lanzó su ataque a Ucrania, Taiwán detectó nueve aviones militares chinos en su zona defensa aérea taiwanesa (ADIZ). Dos días después, EE. UU. un destructor a través del estrecho, según informó Bloomberg.

La comitiva estadounidense que pisó suelo taiwanés se reunirá con la presidenta Tsai Ing-wen el miércoles por la mañana el Palacio Presidencial, y por la tarde lo hará con el presidente ejecutivo Su Zhenchang y el ministro de Defensa Qiu Guozheng, dijo la Agencia CNA.

Vanesa Catanzaro – BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.